Mostrando entradas con la etiqueta Nacho Huett. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nacho Huett. Mostrar todas las entradas

domingo, 1 de agosto de 2010

ACTOS INDECENTES EN CARACAS, SIN CRÍTICAS

.
Apenas hoy -sábado 31-07-10- me enteré que “Actos Indecentes” -la conocida obra de teatro de Moisés Kaufman- se estrenó en Caracas el 15 ó 16 de éste, ya finalizado, mes de julio. Hacía años que Kaufman quería montar esa obra en su país. El éxito lo vivió en Estados Unidos donde estuvo en cartelera creo que por dos años. Tengo entendido que, alguna vez, se planteó la posibilidad de llevar "Actos Indecentes" al desaparecido Festival Internacional de Teatro de Caracas; pero por alguna razón, que desconozco, eso sólo quedó en planes. Tal vez la apretada agenda de Kaufman -y sus actores- no hizo posible ese sueño que tanto acarició su padre -Joseph Kaufman- de ver la obra de su hijo Mois -como lo llamaba- en el país que lo vio nacer.

La productora que ha logrado la presencia de “Actos Indecentes” en Caracas merece un aplauso. No conozco a estos productores, mas da la impresión de que, por fin, aparece una productora ambiciosa que quiere montar obras de teatro de verdadera calidad y no sucumbir ante esas pobres obritas comerciales que se han puesto de moda en Caracas para casi ponerle fin a la historia de un teatro que ha tenido épocas de oro. Para hacer cosas buenas, hay que agregar una buena cuota de ambición y dejar de lado el conformismo y estos productores (no me pagan por nombrarlos y de gratis no lo hago) es lo que están haciendo.

Lo que me llamó poderosamente la atención al buscar información sobre el montaje -en Caracas- de “Actos Indecentes”, fue la falta de críticas a la obra, algo tan normal en cualquier país del mundo donde existen esos personajes temidos -pero añorados- por directores, actores y productores: los críticos. Una vez que la obra es presentada a la prensa, todos los integrantes de un montaje corren a ver qué se ha escrito sobre ésta. La crítica puede destruir un montaje o llevarlo a la gloria y eso lo sabe muy bien Moisés Kaufman porque un crítico muy importante de New York (creo que judío) escribió maravillas sobre “Actos Indecentes” y ahí comenzó un éxito imparable.

Por lo que pude ver en Internet, la productora se movió con todos los medios tradicionales dando información sobre la obra de Kaufman antes del estreno en Caracas. No obstante, TODOS esos medios, comentaron lo mismo y resultaron cansinos. Revisé uno y otro y no encontré ningún nuevo aporte. Sentí falta de profesionalismo y ningunas ganas de hablar de la puesta en escena en Caracas. ¡Lamentable y vergonzoso! Sólo en el blog de Edgar Moreno Uribe encontré lo que se puede llamar una crítica. Tomen en cuenta que Moreno Uribe es lo único que queda de lo que fue el Círculo de Críticos de Venezuela (CRITVEN). Está también uno de apellido Herrera, pero como que no es tan consecuente como EMU.

Una sola crítica para una obra de esa envergadura es muy poco. La crítica debe orientar a un posible espectador. Para eso existe. Para mí, la crítica va mucho más allá: debe hablar de la dirección de la obra, del trabajo actoral, vestuario, accesorios, luces, escenografía, maquillaje, música, producción general e, incluso, de anécdotas entre bambalinas que le dan un rico sabor a la crítica. Un camerino es como el vestuario de los futbolistas, un lugar mágico al que el público normal no tiene acceso, pero se puede narrar lo que sucede en ese lugar sagrado para los actores.

Lo que yo leí era una información plana y fría que me sorprendió, a excepción de lo escrito por Edgar Moreno Uribe. Lamentable que no haya críticos en Venezuela o periodistas con ganas de hacer las cosas bien hechas. Me atrevo a sugerirle a esa productora -como se llame- que si quieren seguir produciendo buenas obras de teatro, hagan lo posible por formar críticos serios. Para lograrlo, esos posibles críticos deben conocer el olor de las tablas que son las únicas que los pueden formar en el arte de la crítica teatral. Eso me lo enseñó Isaac Chocrón, dramaturgo muy amigo de Moisés. No es en una escuela de periodismo donde nace un verdadero crítico de teatro. Se equivocan quienes así lo creen. De ahí pueden salir periodistas de farándula y de temas del corazón, pero no más de eso.

Estos productores pagan el noviciado a la hora de dar a conocer sus producciones, yendo a programas que no se especializan en teatro. La información la dan incompleta (los medios) y, de paso, se diluye entre otras informaciones del programa de marras. En realidad, la información cultural no existe en Venezuela. Existe una cosa que casi todos los medios llaman “Arte y Espectáculo”, que es una mezcla extraña entre eventos culturales y de farándula: agua y aceite. Algunos lo llaman “Cultura” y siempre es algo muy breve que semi informa porque, inmediatamente, colocan la información de una ex Miss Universo posando desnuda -por enésima vez- para una revista porno. Eso sí logra centimetraje porque vende.

Lamento que Nacho Huett no haya podido formar parte del elenco venezolano de “Actos Indecentes” a pesar de haber sido seleccionado, pero este extraordinario actor acaba de residenciarse en Bogotá y no pudo aceptar el compromiso de trabajar con Kaufman. Le regalé una revista de teatro (de Estados Unidos) que tiene en la portada a “Actos Indecentes”. Me la había obsequiado el padre de Moisés Kaufman y ahora pasa a muy buenas manos.

Esta obra, sobre los tres juicios de Oscar Wilde, alegra la vida de los amantes del buen teatro de Caracas, pero lamentablemente pasa sin críticas, que bien que se las merecía. Todos los que, de una u otra manera, tienen que ver con un montaje -productores incluidos- se nutren de la crítica, jamás de una información que ellos ya conocen. Este montaje era interesante porque la comparación con el elenco norteamericano era inevitable, por lo que los actores venezolanos se quedaron con las ganas de que alguien se ocupara de ellos con sus nombres y apellidos verdaderos y no con los nombres y apellidos de los personajes de un libreto. Es un inmerecido balde de agua fría sobre el ego de estos actores. ¡Toda una pena!

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Twitter: @TintaIndeleble - http://twitter.com/TintaIndeleble