Mostrando entradas con la etiqueta Blogguistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Blogguistas. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de diciembre de 2009

TINTA INDELEBLE CUMPLE, HOY, CINCO AÑOS

.


Dedico este post a mis hijas -Ros y Eva- y a mis futuros nietos.

Deseo, que en este espacio, ellos lean la historia del país de sus padres, de su abuela y de todos sus ancestros, desde mi propia visión y no desde la visión conveniente de la historia oficial o desde el fanatismo ilógico de dos bandos irreconciliables. Se lo dedico, muy especialmente, a esos nietos (que no han nacido) por si acaso un día quieren ir a Venezuela a cobrar las lágrimas que nos ha hecho derramar la dictadura y quienes la han ayudado a mantenerse en el poder: militares sumisos, funcionarios corruptos y opositores cómplices por una u otra razón, como la omisión, la indiferencia, la falta de solidaridad y los intereses personales, políticos y económicos.
.
La Ñ es el símbolo de Tinta Indeleble en apoyo a nuestro idioma
.
Tinta -como cariñosamente es conocida- nació en un momento en que pocos creían en el blog y en quienes los escribíamos. La mayoría apostaban a nuestro fracaso. Algunos periodistas se burlaron de lo que ellos calificaron de insensatez. No obstante, pasé a ser -con mucho orgullo- parte de ese grupo de gente que nos arriesgamos -sin miedo- a informar de manera absolutamente independiente, lejos de las manipuladoras líneas editoriales y sin sentirnos cohibidos ante aquellos que -antes de la aparición del blog- constituían un poder absoluto: los medios de comunicación con sus editores a la cabeza.

Gracias al blog y a nosotros -los blogger- los medios de comunicación ya no tienen el poder absoluto en el mundo de la comunicación. Ahora hay: 1- Periodistas y 2- Blogguistas. Yo pertenezco al número dos y me molesta mucho cuando me dicen "periodista". El orgullo de ser una blogguista es inmenso y no admite ni comparaciones ni confusiones.

Con la aparición de millones de blog, nació una nueva etapa en la historia de las comunicaciones en la que, los pioneros, pagamos la novatada; pero salimos airosos con mucho esfuerzo y trabajo porque un blog es algo muy serio que no espera por la inspiración -que tampoco es que exista- sino por el trabajo continuo y, a veces, con horarios extenuantes debido a la inmediatez de la información.

En el caso de TINTA INDELEBLE, el tiempo ha sido generoso con ella y los lectores, también. Se les agradece.

No hay grandes celebraciones este día -sólo las muy íntimas y queridas- porque, en estos cinco años, a Tinta han llegado tantas denuncias y hechos dolorosos que hacen imposible celebrar pisoteando el dolor de otros. Sólo prometo seguir adelante revolviendo las conciencias de los indolentes, que es el fin de este blog, donde la verdad se sigue derramando sin censura, y cumpliendo -fielmente- lo que prometí un día como hoy, en el año 2004, cuando -en este blog- escribí mi primer post como autora y editora. Lo titulé: Se derrama una nueva tinta y, hoy, al releerlo, me siento orgullosa de mí misma porque no traicioné lo que escribí cinco años atrás ya que la información ha sido equitativa en materia política. Sólo quedan metas por cumplir como el proyecto "Venezuela, piedra a piedra" que sí requiere patrocinantes y que me gustaría llevar a cabo antes de instalarme -para siempre- en Barcelona-España.

Gracias a los verdaderos padres de este blog: Ricardo y Margarita, porque de ellos fue la idea de crear esta bitácora en respuesta a la censura que me impuso el periódico venezolano, El Universal, por atreverme a contar el día a día de los empresarios y sus millonarias cuentas bancarias colocadas en países considerados como paraísos fiscales. El nombre del blog se le ocurrió a Margarita y fue un gran acierto.

Gracias a El Universal porque -si no me hubieran echado del periódico luego de mi polémico artículo titulado YO, EMPRESARIA- hoy seguiría siendo una articulista más entre otros tantos, que seguirán ahí siempre y cuando no pongan en evidencia la gran verdad: que el mundo de la información tradicional mueve millones de dólares, y euros, mintiendo, silenciando y manipulando información la mayoría de las veces -tal vez el 90% de las veces- en franco contraste con el mundo de los blog que no se mueve con dinero ni por dinero.

Bienvenido sea el sexto año de Tinta y todos los que la vida permitan.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
Skype: carmen.guedez (Galicia-España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: AMIGOS DE TINTA INDELEBLE