jueves, 10 de septiembre de 2015

Normas a seguir para intentar que los e-mails, que enviamos, no sean alterados o divulgados

A pesar de que el correo electrónico (e-mail) es de uso común, todavía hay gente que no entiende que sigue siendo correspondencia privada y que, como tal, no se puede divulgar. Al enviar un e-mail, es de obligatorio cumplimiento el intentar protegerse de todas las maneras posibles en vista de que, una vez que se envía, se corre el riesgo de que éste (el e-mail) sea alterado y/o divulgado, sin autorización del remitente.

Desgraciadamente, no todos los destinatarios respetan la privacidad
De esa gente, hay que intentar protegerse. Intentar, porque siempre habrá alguien que, a pesar de las medidas de protección que se tomen, hará caso omiso. Pero la idea es hacérselo más difícil ya que el mal uso que alguien le dé a los correos electrónicos, es denunciable en las instancias que cada persona considere oportunas. La denuncia puede prosperar o no, pero hay que hacerla en determinados casos.

Conocer el nivel de riesgo que hay con los destinatarios, es imposible
Si nada garantiza la confiabilidad, es preferible tomar medidas para cubrirse en caso de violación a la privacidad de lo enviado vía e-mail.

Un simple e-mail no vale casi nada como prueba (si se impugna)
Pero siempre será más difícil alterar un correo electrónico protegido que uno sin protección. Lo que no se puede olvidar, es que un e-mail se puede alterar y lo mismo puede suceder con un Archivo Adjunto.

En el ciberespacio, todo es posible y, por eso, toda medida de seguridad es necesaria.

Por si no quedo claro
Un e-mail, ni se puede reenviar ni se le puede mostrar a otra persona a quien no se le haya dirigido el correo en cuestión, porque es correspondencia privada entre dos partes: quien lo envía (remitente) y quien lo recibe (destinatario).

Sugerencias para intentar proteger los e-mails
1- Es de vital importancia dejar claro en qué contexto se ubica el e-mail que se está enviando. Sobre todo, en determinados correos -importantes y/o de carácter delicado- donde no se puede dejar paso a la libre interpretación o a la duda. El contexto vendría a ser como una pequeña (pero fundamental) introducción que va a evitar malentendidos o interpretaciones a conveniencia de otros.

2- A las recomendación de este punto (2) hay que prestarle atención:
Es aconsejable que ciertos e-mails -que se consideren importantes y/o delicados- vayan con copia oculta (Cco) para uno o varios destinatarios e, incluso, es conveniente tener una cuenta de correo auxiliar destinada a guardar copia de ciertos correos que una persona envía. De esa manera, en caso de alteración del e-mail, quedan copias del texto tal y como fue enviado originalmente. Esto puede evitar muchísimos problemas.

3- Es conveniente saber qué leyes protegen a la correspondencia privada -mails incluidos- en los distintos países. Las defensorías -y tal vez las fiscalías- pudieran ser un canal de protección o, al menos, pueden servir para orientar a quienes sean víctimas del mal uso de su correo privado. Cualquier persona tiene derecho de acudir, a estos organismos, si se le ha violado la privacidad de su correspondencia.

4- Es absolutamente necesario que haya una nota especial al final de cada e-mail que se envía. No se trata de escribirla cada vez que se vaya a enviar un correo electrónico. En la configuración de las cuentas de correos hay una modalidad para agregarla -Gmail la tiene- de manera que en cada correo enviado, automáticamente vaya esa nota.

Nota final -y automática- para la protección de e-mails
En letras más pequeñas que las usadas en el texto del correo electrónico -y en dos o tres tonos de color, a gusto del remitente-  debe ir lo siguiente al final de cada e-mail:
.
Este correo electrónico se envía -con copia oculta- a otras direcciones para garantizar que su contenido no sea alterado, y/o divulgado, por el destinatario o los destinatarios. Por lo tanto, cumple con medidas de seguridad recomendadas para el envío de e-mails.
Este e-mail contiene información privada que puede estar legalmente protegida parcial o totalmente. Es sólo para el uso del destinatario o destinatarios a los que está dirigido. Si lo ha recibido por error de direccionamiento o transmisión, por favor, bórrelo y notifíqueselo a su autor respondiendo a este correo electrónico. Si Ud. no es el destinatario a quien va dirigido, no debe utilizarlo, revelarlo, distribuirlo, copiarlo, imprimirlo ni depender de la información contenida en él.
The information in this e-mail and any files transmitted with it is confidential, copyright protected and may be legally privileged. It is intended solely for the addressee and others authorised to receive it. If you are not the intended recipient, any disclosure, copying, distribution or action taken in reliance in its contents is prohibited and may be unlawful. If you have received this e-mail in error, please delete it and notify the sender.
Después de esta línea, no hay más nada escrito.

Carmen Guédez
@TintaIndeleble

#NormasDeSeguridadParaElEnvíoDeMails
#CorreoElectrónico

No hay comentarios: