viernes, 11 de septiembre de 2015

Hay noches de noches

Algunas son traicioneras. En Caracas, cuando las agujas del reloj apenas comenzaban a dar la curva que las llevaría a las 22:00 y tanto, una sentencia atravesó la noche del 10 de septiembre: Leopoldo López sentenciado a 13 años de cárcel, más 9 meses -el tiempo de gestación de un ser humano- y no sé cuántas horas.


Desolación absoluta, pero un recuerdo fijo a manera de esperanza: Nelson Mandela

 
No tengo más nada que decir. Con ese recuerdo, con ese nombre, lo he dicho todo.

Carmen Guédez
@TintaIndeleble 

No hay comentarios: