miércoles, 31 de diciembre de 2014

Despidiendo el 2014 con la esperanza en el 2015

.
El futuro es un largo camino que comienza en el presente.

Que sean los valores morales, y el sentido de justicia, los que imperen en el año 2015. Si los humanos seguimos empeñados en centrar nuestro interés en lo material y en lo desquiciante del mundo del dinero y del poder, es poco o nada, lo que les dejaremos a nuestros hijos y a las futuras generaciones.
 .

                                         Foto: imágenes de Google
 .
A Zoe, a Dain, a Romi, a Carlitos y a su hermanita -a todos los niños del mundo- mis mejores deseos para que los adultos seamos capaces, desde ya, de construirles un futuro mejor, como se lo merecen.

No tengo peticiones personales para el 2015, pero un poco de salud siempre es bien recibido. Mi corazón estará en mi Venezuela y en mi España, con la esperanza de que las aguas vuelvan a su cauce para, así, juntos, contar estrellas y volver a soñar.

Gracias a mis hijas. A Cardo, a Henry, a Juan Carlos. A Palmira Ric, Almudena Timón y Belkis Marcano. A mis médicos, enfermeras y personal paramédico. A mis amigos y amigas entrañables. A quienes me apoyan en mi lucha tras mi cáncer, a los que me siguen en las redes sociales y a aquellos que nunca han dejado de leerme. A todos, mil gracias por tanto amor y tanto apoyo.

Un fuerte abrazo,
Carmen 
Carme
Carmiña