sábado, 20 de octubre de 2012

La Pedrera en color rosa

 .
La Pedrera -una de las joyas que nos dejó Gaudí- se ha iluminado de rosa para conmemorar el Día Internacional del Cáncer de Seno.

Una vez más, Barcelona se suma a la causa que afecta a millones de mujeres en el mundo. El año pasado, varios edificios colocaron lazos rosa a lo largo del turístico Passeig de Gràcia.

El gesto me ha conmovido hasta hacer que mis lágrimas brotaran porque La Pedrera es muy cercana a mí, ¿quién lo diría años atrás? A veces me siento en un banco a mirarla desde muy cerca. Yo, en comunión con ella, como cómplices de algo. 

Gràcies de tot cor, Barcelona, La Pedrera y Gaudí.
.
Fotografía: Carmen Guédez i García. 19 de octubre del 2012 - Dé clic para agrandar foto

Carmen Guédez i García

@TintaIndeleble

viernes, 19 de octubre de 2012

Herida de guerra

 .
No sé si antes, o después de la operación, una de mis hijas me dijo: "Mamá, es sólo otra herida de guerra"
.
.
Tenía razón. Es otra más y cuando una es veterana batallando en un quirófano -y en tantas otras batallas-  va con experiencia y más armas a pelear o morir. La herida es una prueba de que no he pasado por la vida sin luchar. ¿Qué soldado de grandes batallas no tiene heridas?

Peor son las heridas del corazón.

Carmen Guédez i Garcia

Cuando mi cabello se cayó, invente un estilo para cubrir mi cabeza

 .
Una de las tantas mallas que cubrieron mi cabeza. Todas diseñadas y realizadas por mí. Agrandar la imagen
.
Desde que me dieron el diagnóstico de un cáncer de seno -estadio III- me negué a usar peluca o pañuelos que identifican a las pacientes oncológicas. Con el cáncer ya tenía bastante y me convertía en una más en las estadísticas de esta enfermedad. Me decanté por mallas un tanto goyescas y las adorné con cintas y otras bellezas. La idea me surgió en un pis pas. Nunca mi cabeza lució mejor. La gente me paraba en la calle para halagarme. ¡Vaya si hacían falta los  ánimos!

- ¡Qué bonito lo que lleva puesto!

Para no desilucionarlos no les decía que las llevaba porque tenía cáncer y mi cabeza era un desierto. También usé un hermoso turbante azul marino y blanco -totalmente vintage- que me regaló una de mis hijas. Lo consiguió en el Mercat dels Encants.

Antes del cáncer nunca fui buena con una aguja. No me gustan los trabajos manuales. Sólo sé de teclas y palabras. La necesidad me hizo creativa porque me propuse llevar mi cáncer con coquetería femenina. Eso me ayudó. El cáncer no está reñido con el estilo. Es un proceso muy fuerte y hay que inyectarle cuotas de alegría, siempre que haya ánimos. Cada compañera(o) de lucha lo lleva a su manera.

Carmen Guédez i García

Cuando la quimioterapia se robó mis cejas

.

Tomé un pincel y me las pinté. Quedaron perfectas. El cáncer no me arrebató esa parte de mi cara.
.
 .

Carmen Guédez i García

Mi lucha contra el cáncer de seno

 .
Se cayó mi cabello, luego mis cejas y mis pestañas, pero no se cayó mi ánimo. El cáncer nunca fue más fuerte que yo. Tampoco las vencerá a ustedes, queridas compañeras de lucha. 

Os quiero.

.
Imagen tomada de Google - Dé clic para agrandar y ver el texto
.
Carmen Guédez i García

Día Internacional del Cáncer de Seno 2012

.

Por las que hemos sobrevivido. Por las que se fueron. 

.
Somos rosa, somos seno, símbolo de mujer.
.


Carmen Guédez i García

@TintaIndeleble