viernes, 19 de octubre de 2012

Herida de guerra

 .
No sé si antes, o después de la operación, una de mis hijas me dijo: "Mamá, es sólo otra herida de guerra"
.
.
Tenía razón. Es otra más y cuando una es veterana batallando en un quirófano -y en tantas otras batallas-  va con experiencia y más armas a pelear o morir. La herida es una prueba de que no he pasado por la vida sin luchar. ¿Qué soldado de grandes batallas no tiene heridas?

Peor son las heridas del corazón.

Carmen Guédez i Garcia

No hay comentarios: