domingo, 23 de mayo de 2010

LAS FOTOS DE COMIDA ME DAN ASCO

.



.











Es tanta la indiferencia de la gente ante la hambruna que sufren millones de personas en el mundo que se ha vuelto una costumbre ver en Facebook fotos mostrando platos con comidas exquisitas. Esa ostentación casi me hace llorar.

Son millones los que recogen comida de la basura, millones los que tienen que racionarla para que llegue a fin de mes y millones los que se acuestan y se levantan sin probar un mísero bocado.

Recuerden esto cuando exhiban las exquisiteces que comen. Tengan un mínimo de respeto por los que pasan hambre. Nunca me verán fotografiando un plato lleno de lo que otros carecen. Si fuera por mí, prohibiría que en la tele se muestre comida porque mucha gente que la ve, no ha ingerido alimentos en muchas horas y esas imágenes producen más hambre.

Las madres muy pobres, a falta de leche, disuelven galletas en agua y eso es lo que les dan a sus hijos en los biberones. No sé en qué mundo vive la gente que no se entera de estas cosas o prefieren ignorarlas. O lo que es peor: no les importa porque no es con ellos ni con los suyos.

Son millones los desnutridos y no son sólo niños: hay gente de todas las edades con severos problemas de desnutrición y ésta trae consecuencias. Por esa razón, vuestras fotos me dan asco.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com

Link: http://tintaindeleble.blogspot.com

Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Twitter: http://twitter.com/TintaIndeleble
- @TintaIndeleble

1 comentario:

Mitchele Vidal dijo...

Partiendo de lo legítimo de tu planteamiento especialmente, porque lo que expones es tu opinión y sólo por eso es válida me permito extender tu propuesta a otros temas.
Así, es igual de desconsiderado exhibir fotos de ríos, lagos, cascadas y demas fuentes de agua a sabiendas de lo escaso de ese vital elemento en miles de poblaciones. O de edificios y casas sin tener en consideración a moradores que apenas se cobijan con frágiles palmas. O peor aún, exhibir ropa habiendo tanta gente casi desnuda.

Creo Carmen que la publicación de fotos de comida no busca herir suceptibilidades. En muchos casos es también un modus vivendi -de cocineros y demás artesanos hablo-

No todo lo que hacemos es un acto cruel ni desinteresado. Hay de todo en este valle de lágrimas.