martes, 25 de mayo de 2010

LA FELICIDAD

.

A la felicidad hay que ahorrarla para cuando nos falte porque ella va y viene. Ojalá la felicidad fuera una línea recta, pero, zigzaguea. Lo bueno es que cuando se va, regresa, aunque demore en volver.

No hay un manual para ser feliz, mucho menos existe una llave para encerrarla y tenerla siempre a nuestro servicio. Es un estado que depende de imponderables. Cuando la felicidad llega, hay que disfrutarla al máximo y, cuando se marcha, debemos esperar su retorno con mucha paciencia. Mientras dura su ausencia, vivimos una etapa de grandes aprendizajes que no todos comprenden.
.
Hay que ser infeliz durante un tiempo -largo o corto- para darle su justo valor a la felicidad.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Twitter: http://twitter.com/TintaIndeleble
- @TintaIndeleble

1 comentario:

vico dijo...

Y sabes, gracias a tu consejo hoy estoy bien. Después de haberme envidiado por tanta felicidad me vino la falta de...entonces como leí tu recomendación y guardé un cachito pude seguir siendo feliz. Me encantó tu post!!! y con Mafald justamente...uff...ha sido un super regalo que sin querer me has hecho.

Saludos desde L.A.