martes, 25 de mayo de 2010

IGNORAR ES LA CONSIGNA

.


Apuntes para neutralizar a los egocéntricos

Una persona que intenta conseguir, en la adultez, la atención que no tuvo en su debido momento, es un ser que no superó una etapa de la niñez donde el egocentrismo es normal. Este hecho normal se convierte en patológico al extenderlo, con el pasar del tiempo, hasta llegar a la edad adulta y no parar.

Cuando alguien -que no lo merece- acapara vuestra atención las 24 horas del día, por lógica se vuelve más egocéntrico y se siente más y más poderoso. Ustedes mismos le están reforzando su patología y, de alguna manera, se convierten en sus cómplices, sin querer.

Quien busca llamar la atención con lo que sea -incluso con hechos delictivos y/o injustos- está desesperado. Al lograr que se hable de él, obtiene su objetivo, pero volverá a lo mismo porque es insaciable. Lo único que lo neutralizará es saberse ignorado, haga lo que haga. Es un riesgo que vale la pena correr para ponerle punto final al problema.

Este tipo de personas causan muchas dificultades, pero quienes se ven obligados a soportarlos, deben mantenerse impasibles aunque la sangre les hierva. Usen la imaginación para buscar una salida. Sean flemáticos. Tengan paciencia porque resolver la situación puede llevar largo tiempo.

Cuando una táctica, mil veces probada, falla hay que asumir el fracaso y pasar a otra. Repetir lo mismo es ir directo a perder de nuevo. Eso no lo entienden algunos que, con sus constantes quejas, se vuelven cansinos mientras el egocéntrico se alimenta de sus lamentos y los disfruta con enfermiza alegría.

Así como la kryptonita le quitaba poderes a Superman, el ser ignorado le quita poderes a quien necesita estar presente en la boca de todos porque, de lo contrario, no respira. Recuerden dos dichos muy comunes y muy ciertos para ese tipo de personas:
“Que hablen de mí aunque hablen mal” (esto es lo que desean)
“Murió olvidado por todos” (esto es lo que NO desean)

Sí, es que el olvido mata. Una persona pasa al olvido cuando no se le nombra nunca más, esté vivo o esté muerto.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Twitter: http://twitter.com/TintaIndeleble
- @TintaIndeleble

1 comentario:

Alberto S.D dijo...

Bueno si hay gente así que cree que todo lo sabe todo lo puede y que es superior a todos en el sitio donde se desenvuelve, hay también un término que yo uso que es la persona ególatra que tiene también mucho del egocéntrico ya que se siente invencible, nadie puede con el y nadie puede contradecirlo o no descansará hasta humillarte, el ególatra se cree también el centro de la atención, se autoconsidera una deidad que todos debemos adorar, gente así es infeliz y solitaria porque nadie los soporta y por ende nadie los toma en cuenta y tambi´`en son unos envidiosos ya que hay personas que saben mucho más que el ególatra y eso al ególatra le causa furia y lo más probable es que se avoque a tratar de destruirlo.

Si la persona es egocéntrica o ególatra debería considerar visitar a un psicólogo.