domingo, 2 de mayo de 2010

CORREN CORREN LAS GALLINAS

.
To Patrick J. in his 8º month.
.
.

Había una vez un paisito que tenía a unas falanges sólo para cuidar a las gallinas… y a los niños que se portaran bien. ¡A nadie más! Si los chavales andaban descalzos -¡mejor!- para que no se educaran en el consumismo de unos costosos ADIDAS. Pero resulta que un día estallaron unas cositas que hicieron bum bum bummm y los de las falanges se estaban pintando las boquitas porque todos eran muyyy coquetos. Eso sí, muy indisciplinados y no hacían correctamente la fila.
- Unos miraban al norte, otros al sur, otros de medio lado.

Las gallinas, al percatarse de que las falanges no vendrían a salvarlas -y tampoco a los niños- muy asustadas salieron raudas y veloces a esconderse porque creían que el enemigo las estaba atacando, pero no era el enemigo, ¡noooo! Era un errorcito de las falanges y por eso estalló algo que hizo bum bum bummm. De ahí no pasó y sólo fue un susto.

Cuando las gallinitas se dieron cuenta de que habían hecho el ridículo, le dijeron a los
que formaban las falanges:
- ¿Y qué vais a hacer cuando nos ataque el imperio romano o cualquier otro imperio?
- ¿Os vais a pintar las boquitas o os vais a esconder como lo hicieron hoy?

Esas gallinitas antes eran gallos y se convirtieron en gallinas por comer pollo con hormonas femeninas. La bruja Ebva les lanzó una maldición desde lo alto de su montaña donde el oxígeno no existe –pero se resiste- y a gallinas las cambió.

Todos los de la falange -cabreados y avergonzados ante el gran jefe- renunciaron y juraron no jugar nunca más a la guerra. Se dedicaron a seguir pintándose la boquita y a ponerse carmín en sus caritas. Y colorín, colorado, las falanges hasta aquí llegaron.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: Amigos de Tinta Indeleble

No hay comentarios: