viernes, 14 de mayo de 2010

BALTASAR GARZÓN, SIN MÁS PALABRAS

.

Sin más palabras en el título de este post, y pocas en el mismo, porque una se queda sin idioma para expresar todo lo que siente ante lo que ya todos sabemos.

No logro entender a quién le conviene que los crímenes de la dictadura de Francisco Franco queden impunes. Estoy consternada porque se ha perdido una gran oportunidad de hacer justicia. Garzón, el hombre que le puso fin a Pinochet era el único que podía hacerlo con otros dictadores. ¿Y ahora qué?

La poesía de Federico García Lorca está de luto porque el franquismo lo asesinó y el post franquismo lo vuelve a matar en una metáfora muy cruel e injusta. Ayy, ayy, pena penita hay en este día. Son tantas y tantas las víctimas cuyos asesinatos no merecen impunidad. No es olvidar para dejarlos que descansen en paz, ¡no! Esos muertos quisieran justicia y sus familiares también.

A España, el siglo XXI le queda grande, porque hoy -14-05-10- ha retrocedido a la era de Franco en materia de justicia. Ya eso se venía notando y, ahora, es evidente.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: Amigos de Tinta Indeleble

2 comentarios:

Mitchele Vidal dijo...

Y lo peor de esto -si es que hay algo peor- es que sienta "jurisprudencia".
Los aspirantes a dictador que ya conocemos se reirán ante semejante "patente de corso" digo yo.

Un beso caraqueño.

Tinta Indeleble dijo...

Mitchele:
Es así como tú dices. Ahora los dictadores respiran tranquilos y felices, pero los opositores venezolanos son tan obtusos que no hablan lo suficiente de lo de Garzón porque "a mí sólo me preocupa lo que ocurre en Venezuela" (eso me han dicho) sin darse cuenta que, con la salida de Garzón, se pierde la esperanza de que sucediera algo como lo de Pinochet.

Son tan absurdos que en lugar de preocuparse por lo de este juez andan muy angustiados por la bodega de la hacienda de Diego Arria cuya procedencia debe ser tan corrupta como las pertenencias de los de ahora.

Gracias por tu muy acertada opinión.