lunes, 12 de abril de 2010

CITAS CÉLEBRES Y SUS INCONSISTENCIAS

.
Tres celebridades y tres formas distintas de percibir la tristeza, un sentimiento tan personal que cada persona lo vive a su manera y no como lo vive, lo siente y lo exprese otro, por muy famoso que sea. De ahí que acepto el contenido de las citas sólo si coinciden con mi manera de pensar, no por capricho, menos por falta de humildad, sino porque tengo criterio propio y vida propia y cada vivencia es muy personal como para establecer un razonamiento válido para todo el mundo. Existe algo que se llama individualidad y no lo podemos olvidar.

Gustave Flaubert : “Cuidado con la tristeza, es un vicio"

Me aproximo más a la manera de pensar de Gustave Flaubert porque, si bien la tristeza es sana, cuando se alarga en el tiempo, es patológica. Hay personas que hacen uso de la tristeza para llamar la atención y ni siquiera lo saben. Se puede decir que, en sus casos, la tristeza es un vicio, tal como afirma Flaubert.

Mahatma Gandhi:
"La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños"

La cita de Mahatma Gandhi es la que más me sorprende ingratamente. Me hace suponer una negación, de su parte, al dolor encarnado en la tristeza de la separación y de la muerte. El que haya sido un gran hombre no niega su condición de ser humano y éste hace lo posible por no asumir la tristeza y la reprime porque es dolorosa, pero reprimirla no es sano. Lo que sí es un engaño es negar la tristeza de la separación y de la muerte. Quien no se sienta triste en esas circunstancias es porque es de piedra. ¿Dónde está el engaño?
.
Estar triste es estar vivo, tanto como el estar alegre significa vida plena. Sólo muertos no creo que experimentemos sensaciones y sentimientos.
.
No coincido con Mahatma Gandhi en esta cita. Las separaciones -de toda índole- a mí me han dolido mucho, sólo que aprendí a superarlas (que no es lo mismo que negarlas) después de muchísimo tiempo y hoy me sorprende la tolerancia que tengo hacia esa sensación. Jamás me he avergonzado de la inmensa tristeza que me produce una separación por razones geográficas, por abandono, por la muerte de alguien querido (la muerte representa una especie de abandono) o por otra razón. Vergüenza me daría mentirme a mí misma sobre la tristeza que en un momento pueda sentir. Lo que no hago es engancharme a ella. La supero y sigo tranquila, aunque no significa olvido y, menos, indiferencia.
..
La prueba de que supero la tristeza está en que vivo sin mis hijas y estoy totalmente adaptada a ello, lo que ha llegado a causarme una gran sorpresa -como ya lo dije- porque me cuesta entender -y aceptar- lo mucho que he cambiado. Años atrás hubiera sido imposible alejarme de ellas -o de otras personas- sin experimentar una tristeza aniquilante e incapacitante (patológica). Aprender a vivir separados de la gente que queremos es posible. La tecnología nos tiende una mano para lograrlo y hacerlo más llevadero porque el afecto, y el amor verdadero, no mueren con la distancia.
.
El amor que no puede morir -mucho menos causar dolor- es el que nunca existió, el que fue un espejismo o una alucinación de muchos años, meses o días. Esas cosas suceden y tardamos en percatarnos de su inexistencia. Es como un mal sueño que no admite tristeza.
....
Lejos quedaron los años de mi intolerancia a cualquier tipo de abandono (eso no elimina a la nostalgia) trauma que comenzó en mi niñez cuando mi madre se fue -por pocos días- para parir a su segunda hija -yo era la primera- y su ausencia la percibí como abandono. Pasaron muchos años para superar el trauma que nunca debió existir, pero la psiquis nos hace cada jugada y no lo podemos evitar, sí superar con ayuda profesional. Tres o cinco días estuve separada de mi madre -rodeada y protegida por gente que me adoraba- y eso bastó para sentir una enorme tristeza que, en mi etapa adulta, se reactivaba desmesuradamente cada vez que alguien querido se marchaba.
.
Cada cabeza es un mundo -una individualidad- y por esa razón no puedo aceptar la cita del gran Mahatma Gandhi. Soy de carne y hueso y necesito a la tristeza tanto como a la alegría. Acepto mi muerte y la de mi gente querida. Hoy en día acepto cualquier separación. No obstante, voy a sentir tristeza y jamás será el más grande de los engaños.

Amado Nervo: "La tristeza es un don del cielo"

La de Amado Nervo -a quien leí mucho en mi niñez- la encuentro simplista o, tal vez, mística. Es tanto como decir algo por decirlo, sin un argumento sólido que merezca la pena discutir.

CONCLUSIÓN
No siempre una cita guarda una verdad absoluta. Ellas están hechas a la medida de cada persona, jamás de todas. No subestimo mi capacidad para tener mi propio criterio y mi propia filosofía de vida. Mis tristezas han sido sólo mías y, por esa razón, sólo yo puedo darles un calificativo y un significado. Los tantos años de psicoterapia psicoanalítica que hice me lo permiten.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
Skype: carmen.guedez (Galicia-España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: AMIGOS DE TINTA INDELEBLE

4 comentarios:

Victoria's Home dijo...

Me ha encantado este post. Creo que una frase no es una verdad absoluta.

xantra dijo...

me parece extremista tu comentario sobre la frase de amado nervo, te parece que no tiene ni un fundamento sobre el que valga la pena discutir??

amia dijo...

escribiste: "El amor que no puede morir - ... - es el que nunca existió"

Es asi en mi opinión donde te acercaste al verdadero significado de la frase...

Mahatma Ghandi fue un agradecido de la vida... y como tal, no era indiferente a la separación o a la muerte de algo o alguien, sino que el consideraba que tenía dos opciones:
- experimentar la tristeza de lo que no se puede tener en el momento (dada la separación) o de lo que no se puede volver a tener jamás (por la muerte)
ó...
- experimentar la otra cara de la moneda, alegria (a falta de una mejor palabra en este momento, aunque entiendo que parece incluso una falta de consideración), por lo que alguna vez existió, por haber tenido el privilegio de participar de esa vida, de ese momento compartido... por ser capaces de no atarnos a nuestro egoismo y dejar partir, dejar ir...

cuando decis: el amor que nunca muere, nunca existio...

ghandi no habla del amor... eso fue una interpretacion tuya... justamente porque el amor verdadero es una esencia que nunca cambia... entonces, el amor jamas muere... y eso es lo importante... porque ese amor es inalterable...

y eso es lo que debe permanecer y lo que uno debe rememorar, el amor sentido, el afecto mostrado, el cariño recibido....

lo que no se deja ir, es una excusa de nuestro propio egoismo... queremos ESA compañia, queremos ESE amor, queremos ESE sentimiento con el objeto/sujeto fisico al lado... y para la mayoria de los humanos, es una condicion excluyente de estos tiempos, DEBE ESTAR MATERIALIZADO

ghandi lo que enseña, en pocas palabras, y en mi opinión es a JAMAS MATERIALIZAR EL AMOR

amia dijo...

escribiste: "El amor que no puede morir - ... - es el que nunca existió"

Es asi en mi opinión donde te acercaste al verdadero significado de la frase...

Mahatma Ghandi fue un agradecido de la vida... y como tal, no era indiferente a la separación o a la muerte de algo o alguien, sino que el consideraba que tenía dos opciones:
- experimentar la tristeza de lo que no se puede tener en el momento (dada la separación) o de lo que no se puede volver a tener jamás (por la muerte)
ó...
- experimentar la otra cara de la moneda, alegria (a falta de una mejor palabra en este momento, aunque entiendo que parece incluso una falta de consideración), por lo que alguna vez existió, por haber tenido el privilegio de participar de esa vida, de ese momento compartido... por ser capaces de no atarnos a nuestro egoismo y dejar partir, dejar ir...

y tambien escribiste que lo que ghandi propone es ser indiferente a la tristeza... pero.. de sentir tristeza, no seria ser indiferente a la contrapartida de la tristeza?


cuando decis: el amor que nunca muere, nunca existio...

ghandi no habla del amor... eso fue una interpretacion tuya... justamente porque el amor verdadero es una esencia que nunca cambia... entonces, el amor jamas muere... y eso es lo importante... porque ese amor es inalterable...

y eso es lo que debe permanecer y lo que uno debe rememorar, el amor sentido, el afecto mostrado, el cariño recibido....

lo que no se deja ir, es una excusa de nuestro propio egoismo... queremos ESA compañia, queremos ESE amor, queremos ESE sentimiento con el objeto/sujeto fisico al lado... y para la mayoria de los humanos, es una condicion excluyente de estos tiempos, DEBE ESTAR MATERIALIZADO

ghandi lo que enseña, en pocas palabras, y en mi opinión es a JAMAS MATERIALIZAR EL AMOR