sábado, 20 de marzo de 2010

POST INDELEBLES PARA LOS FINES DE SEMANA: Maquillarse bien, rejuvenece

.

Algo que la mayoría de ustedes no sabían: estudié maquillaje con excelentes profesionales de Argentina (César de Combi), España (Ramón de Diego) y Francia (Jean d`Estrées) Hasta hice pasantías en la opera rock "Evita", en Madrid (años 80). El responsable fue José Ignacio Cabrujas, pero eso lo cuento otro día.
.
Hubo una época en la que me gané un buen dinero maquillando, pero no me gustó como oficio y dejé de hacerlo para ganarme la vida. Eso sí, nunca he dejado de estar al día porque me gusta maquillarme a mí misma perfectamente. Incluso pienso actualizarme en Madrid en algunas cosillas que me interesan en cursos que da la casa LOVEL, un lugar donde se vende lo mejor en maquillaje profesional. La conozco desde los años 80 y, a pesar de que los dueños de entonces ya no están, sigue siendo el mejor lugar, que conozco, para comprar maquillaje. Ahí se encuentra desde lo más profesional -para caracterizaciones- hasta cosméticos para maquillaje normal. Hay de todo y con buena atención. En esa casa compran todos los profesionales de Madrid y de media España. No hay película española donde los productos de LOVEL no estén presentes. Es un lugar que adoro. Ha cambiado su aspecto, pero sigue en el mismo lugar donde la descubrieron mi hija mayor y mi ex marido en una navidad y ahí me compraron el regalo de ese año: una maravillosa caja de maquillaje que todavía conservo. Estaba llena de cuánto cosa existe: sombras, pinceles, barras profesionales para caracerizaciones, trenzas para barbas y bigotes postizos, bases, etc.

Lo que me lleva a escribir este post es el haber visto el vídeo de una chica -no conservo el link- que se hacía un maquillaje de los años 80 y, para mi sorpresa, usaba el azul como protagonista principal en el maquillaje de los ojos. Craso error porque el azul es muy de los años 60 y apenas se usó en los 70. El uso del azul -después de los 60- ha sido poco. La chica, del vídeo,
colocaba -sobre el azul- un color rosado muy acertado porque se llevó mucho en los 80, al igual que los labiales fucsia o rosados. Luego vi a la chica del vídeo colocar un teipe (cinta pegante transparente) para que la línea quedará perfecta y la sombra no ensuciara su rostro. De nuevo es un error y una incomodidad innecesaria -a pesar de que se retira sin causar problemas- porque hay pinceles que permiten trazar, con mucha precisión, esa raya.

Para que el rostro no se ensucie con la sombra que cae, hay dos formas de evitarlo:
1-
Trabajar con la sombra mojada. Esto tiene la ventaja de que la sombra queda muy bien fijada y no cae en el rostro, sólo que requiere mucha práctica si no se conoce nada de maquillaje.

2- Colocar talco de bebé debajo de las pestañas inferiores (se puede colocar una cantidad generosa) para que todo lo que caiga no ensucie y se quede en el talco que, luego, se retira fácilmente con una brocha grande, infaltable para el final del maquillaje y durante el maquillaje.

Para mí, hablar de maquillaje, es hablar de dos aspectos básicos, entre otros tantos:
1- Colocarse base y correctores, es estrictamente necesario. Maquillarse sin base, no es maquillarse.
.
2- El uso de pinceles. No hay buen maquillaje sin el uso adecuado de los pinceles. Lo deseable es que sus cerdas sean de la mejor calidad -aunque sean costosos- porque estos implementos son súper necesarios para lograr el mejor efecto en un maquillaje. En el uso de los pinceles, la chica del vídeo que me llevó a escribir este post, hace un uso bastante correcto de los mismos.

El caso es que el maquillaje es historia y, al hablar de épocas, hay que documentarse muy bien para no caer en equívocos. Yo respeto mucho el maquillaje y por eso pienso en la perfección a la hora de ejecutarlo.
.
Las correcciones:
Bien aplicadas las correcciones claro-oscuro, restan años sin necesidad de acudir a la cirugía estética. Lamentablemente los cirujanos plásticos no envían a sus pacientes a cursos de maquillaje ya que ignoran que un rostro, perfectamente maquillado, haría que su trabajo en quirófano luciera mil veces mejor.
.
Al hablar de correcciones para quitar años, importa mucho la dirección en que se maquillen los ojos y las cejas que, a partir de cierta edad, deben maquillarse hacia arriba aunque sea con pinceladas sutiles, pero este es un tema un tanto complejo para escribirlo puesto que para entender, con exactitud, de qué hablo, hay que verlo. A ver si consigo una manera más clara de explicarlo una próxima vez.

Las dejo con alguna información útil:
1-
Las pestañas lucen más espesas si antes de colocarles rimmel, se les coloca talco de bebé.

2- Los labios tendrán siempre color si se pintan y, luego, se coloca una servilleta donde se dejen bien marcados. Esto se puede repetir dos o tres veces y, posteriormente, se vuelven a pintar.

3- Las cejas lucen regias si se les maquilla con sombra mojada y un pincel especial para cejas. La punta de ese pincel debe ser como la de la imagen y, preferiblemente, dura o semi dura:


Si las cejas son claras, un poco de sombra dorada o color cobre -después de haberlas pintado del color que prefieran con sombra mate- les dará volumen. Si se tienen pocas cejas, pintarlas de esta manera dará sensación de unas cejas más abundantes al rellenar los espacios donde no crecen las cejas, algo muy común en muchas mujeres, me incluyo.

4- No, necesariamente, los mejores productos son los más caros del mercado. Eso es un mito. Sólo hay que saber comprar y aprender a hacerlo toma su tiempo. Es preferible ser guiado, al principio, por un experto honesto que no trabaje para determinada marca. Al final, esa guía redunda en economía. Jamás me dejo guiar por un vendedor(ra) porque su meta es vender. Cuando voy a comprar, sé muy bien lo que quiero y así gasto menos. Muy rara vez compro maquillaje porque me duran mucho los productos. Cuestión de buen uso y poco consumismo. Suelo -cuando un producto me gusta- comprar cierta cantidad que me puede durar años y termina siendo economía. No hablo de cantidades grandes, pero para hacer una compra así, es necesario estar muy segura de la calidad del producto. De lo contrario, es un riesgo innecesario.

5- El maquillaje de los ojos es lo que más entusiasma -y preocupa- a las mujeres; pero, sin una buena base y unas pestañas y cejas bien arregladas, el mejor maquillaje de ojos deja de lucir y se convierte en una bufonada. El maquillaje es un todo y, la mujer que no lo crea, va mejor con la cara lavada. Las cejas son las más olvidadas y algunas recurren al horror de hacerse cejas permanentes.


Tal vez otro día vuelva a hablar de maquillaje para hacer más llevadera la vida y que no todo sea tan solemne. Además, el tema apasiona a las mujeres y es divertido a pesar de que pertenece a un mundo muy serio donde los errores se pagan caros.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
Skype: carmen.guedez (Galicia – España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: Amigos de Tinta Indeleble

1 comentario:

Paginas Web dijo...

Muchas gracias por tan buenas recomendaciones, realmente siempre se me dificulta mucho realizarme un buen maquillaje acorde a mi vestuario o a como quiera dar expresión a mi ojos, e pero creo que en este articulo e aclarado muchas dudas, cosas que pondré en practica, gracias, un saludo.