miércoles, 13 de enero de 2010

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL RACIONAMIENTO DE LUZ EN VENEZUELA?

.
Hay razones técnicas de peso para pensar que el racionamiento de luz en Venezuela es necesario, sin entrar a detallar la ineficiencia que condujo a eso. No obstante, hay algo que no me convence y que me obliga a pensar en otras posibilidades. El gobierno sabe que no hay luz al final de túnel. Veamos:

El pasado viernes 08-01-10 Hugo Chávez se vio obligado a devaluar el bolívar, la moneda nacional. Los efectos de la devaluación todavía no se han visto, mas es obvio que la inflación será alarmante en un país donde ya la vida era cara. Los que saben de negocios recomiendan no mover una pieza antes de que la situación se aclare, es decir: paralizar todo tipo de ventas y no vender ni comprar moneda extranjera, aunque en lo de comprar tengo mis dudas. Yo sí compraría dólares o euros que siempre son más seguros que una moneda débil. Así las cosas, a cinco días del Viernes Rojo, los verdaderos resultados de la devaluación no se han visto y hay tensa calma al respecto.

Hugo Chávez, al devaluar la moneda, tomó una de las medidas que ningún presidente quisiera tomar porque el costo político es muy alto. Tengo la certeza de que Chávez espera, angustiado, el resultado de la devaluación. Entonces, su mente maquiavélica -o la maquiavélica made in Cuba- busca una salida para distraer a la población de lo que viene con el alza en los precios. Para intentar obligar a todos a olvidar el tema, lanza una medida drástica: la suspención del servicio eléctrico por cuatro horas cada dos días y a diferentes horas, una medida muy fuerte e inesperada que tapa a la devaluación. En este punto es donde se debe estar alerta y no olvidar, por nada del mundo, que el costo de la vida sube a unos montos insostenibles y tenebrosos haya luz o no.

Los dictadores tienen ideas y “remedios” para todo y por eso prefiero pensar lo que estoy pensando: que detrás del racionamiento de la luz se esconde algo más. No cabe duda de que con la falta de luz se impone una especie de toque de queda, muy necesario si Chávez teme a algo que pudiera suceder cuando los verdaderos precios inflacionarios aparezcan y no exista posibilidad alguna de controlarlos. Ese “algo” que pudiera suceder es El Caracazo II, absolutamente posible cuando el dinero no alcance, tan posible como el Viernes Negro II, bautizado Viernes Rojo. Terribles recuerdos quedan de El Caracazo y, a pesar de eso, la gente lo está pidiendo, todos lo saben.
.
Devaluación y racionamiento eléctrico son dos medidas drásticas que tomadas inmediatamente -una después de la otra, con muy pocos días de diferencia- podrían convertirse en la pala con la que Hugo Chávez cava su tumba. De ahí que, momentáneamente, lo de la electricidad pudiera ser la cortina de humo perfecta ante lo muy grave que es el alza de los precios.

¡Cuidado en distraerse de lo verdaderamente importante! No está la situación para perder tiempo buscando bloques (un término desconocido, hasta ayer, por los venezolanos) cuando la emergencia económica -producto de los desatinos gubernamentales en casi 11 años de mandato- es un hecho que escudriñó en los bolsillos de todos los venezolanos.

Estoy convencida de que el gobierno teme que la inflación producida por la devaluación lance a la gente la calle con las armas que les han proporcionado para atacar a los opositores, armas que no existían cuando El Caracazo I. Como criaron cuervos, y saben que les pueden sacar los ojos, decretan un toque de queda disfrazado para protegerse de los cuervos. Lo terrible, de ahora en adelante, será vivir bajo la amenaza de un estallido social nada deseable que puede iniciarse en el momento menos pensado. Considero que la situación es muy preocupante. Paranoia o no, me niego a creer que los apagones sean por racionamiento eléctrico.

Mi consejo es estar alerta y educado para cualquier eventualidad. Recuerdo como El Caracazo de 1989 pilló a todos por sorpresa .

Me vi tentada a escribir este post a pesar de la molestia de muchos opositores (sí, opositores, aunque usted no lo crea) que consideran innecesarios mis post por ser escritos por alguien que decidió abandonar el país, como si eso fuera un crimen que me inhabilite para despertar conciencia sobre la grave situación que vive Venezuela. Mil gracias a los que me han pedido que siga escribiendo sobre la situación política venezolana. Algo aporto con mis reflexiones.

Carmen Guédez

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
Skype: carmen.guedez (Galicia-España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: AMIGOS DE TINTA INDELEBLE

1 comentario:

ISA PEÑA OCONN dijo...

animo sigue escribiendo yo te lo agradezco como venezolana y compatriota espero que la diaspora no sea eterna que todo se arregle aca que vivamos un estado social de derecho, ojala todo se arregle SUERTE COMPATRIOTA