lunes, 28 de septiembre de 2009

E-MAIL QUE ENVIÉ A JOSÉ MIGUEL INSULZA (OEA) - SIN PREÁMBULOS

Don José Miguel Insulza
Secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA)

..
(para los que deseen enviarle e-mail)
... .
Sin preámbulos innecesarios y los “adornos” (entiéndase formalidades) que llevarán otros e-mails que, posiblemente, le enviarán desde Venezuela, quiero preguntarle lo siguiente:

1- ¿Se dignará usted prestarle la atención que merece el caso de los estudiantes venezolanos en huelga de hambre frente a la OEA en Caracas? Cada día se suman más estudiantes.
Fotos tomadas de noticias24 - http://www.noticias24.com/index.php
2- ¿Le prestaría la misma atención al caso de los ex trabajadores petroleros del estado Zulia -recientemente despedidos- que actualmente -y casi al alimón con los estudiantes- hacen huelga de hambre -con los labios cosidos- sin que el gobierno de Hugo Chávez se inmute ni los medios de comunicación oficiales hablen de ellos?
Lo irónico es que Hugo Chávez les prometió que no quedarían desempleados y les incumplió. Ver un dramático video de esa huelga:
http://www.youtube.com/watch?v=xl3N8z0iuqE&feature=player_embedded

Sigo:

3- ¿Podrá usted tratar de investigar los motivos que llevaron a esa huelga, tanto a los estudiantes como a los ex trabajadores petroleros?

No pida -como lo hizo con el alcalde Antonio Ledezma- que esos casos deben ser denunciados ante las autoridades y/o poderes venezolanos. Eso es imposible porque todos están secuestrados por Hugo Chávez. Sabemos que la OEA no es una farmacia donde hay medicinas para curar todo -o casi todo- pero seguro que ese organismo tiene más poder que cualquier ciudadano común y corriente. Por lo tanto, la OEA algo puede hacer en el caso de estas huelgas y los motivos que les dieron origen porque lo que ocurre tiene una razón de ser.

Don José Miguel, decida usted si va a desamparar a esos estudiantes y a los ex trabajadores petroleros en una huelga que no se justificaría en un país donde existe un estado de derecho y una separación de poderes, que -aunque usted no lo cree- no es el caso de Venezuela.

Cuando usted esté frente a un plato con exquisitos alimentos, recuerde que, por una causa justa, en Venezuela hay gente que no está dispuesta a comer como única arma para buscarse la vida con un futuro mejor. Lo más grave de todo es, que los hijos de esos trabajadores petroleros despedidos están sin comida, y ni siquiera saben qué es una huelga de hambre. Quedé usted con su consciencia y, por favor, no lea este e-mail con los brazos cruzados. Más apertura, Don Insulza.

NOTA: Este e-mail lo publicaré en mi blog Tinta Indeleble

Atentamente,
Carmen Guédez
Cg

E-mail: tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
Skype: carmen.guedez (Galicia-España)
Facebook: Tinta Indeleble
Grupo en Facebook: AMIGOS DE TINTA INDELEBLE

No hay comentarios: