miércoles, 31 de diciembre de 2008

Interesante carta dirigida a mí. Trata el tema de la Violencia Sexual y toca el Caso Chirinos como nadie lo ha tocado en Venezuela
----------------
Berlin, diciembre de 2008

CARTA ABIERTA A CARMEN GUÉDEZ EN “TINTA INDELEBLE”

Me siento convocada a escribir algunas palabras a propósito del tema de la violencia sexual que viene siendo ampliamente tratado en tu blog, no tanto porque hayas mencionado allí mi nombre al hacer referencia a mi trayectoria profesional en ese campo, sino porque hay que ser consecuentes y asumir la responsabilidad de solidarizarse con quienes, como tú, asumen de manera valiente y comprometida la tan difícil y dura tarea de la denuncia.

Durante el tiempo en que trabajé para AVESA, organización no gubernamental pionera en Venezuela en la asistencia psicológica a mujeres víctimas de violencia sexual, tuve la oportunidad de coordinar el "Programa de Atención en Violencia Sexual y Doméstica", lo que me permitió escuchar y conocer de cerca el padecimiento de incontables mujeres y las complejas implicaciones y secuelas de este tipo de experiencias.

Conocí a Edmundo Chirinos como cualquier venezolana, en su rol de figura pública, recurrente en sus apariciones ante los medios. A partir del repudiable y funesto caso por el cual se le abre un proceso judicial, considero fundamental sostener un debate serio sobre el tema del abuso de poder en que pueden incurrir algunos profesionales de la psiquiatría, psicología o psicoanálisis en su trabajo clínico con pacientes, abuso que puede expresarse como violencia sexual. Hay que subrayar además que por razones de género, son en su mayoría mujeres quienes resultan siendo objeto de estas formas de abuso.

Como sabemos, entre las condiciones que hacen posible el inicio del trabajo clínico entre un/a psiquiatra y su paciente -o un psicoterapeuta o psicoanalista y su analizante- intervienen varios factores, y uno de ellos de vital importancia, es la expectativa y confianza, y para algunos/as, incluso la convicción de que ese profesional está ciertamente en capacidad de ayudarle. Ese saber que suponemos tiene ese profesional ya lo coloca en una posición de poder (que en absoluto tiene que implicar necesariamente un abuso del mismo). Se podría decir que la relación entre ambas partes se inicia a partir de una “disparidad necesaria”, reforzada por el silencio del profesional que no cuenta nada de sí mismo, en contraposición al paciente, quien se encuentra en una posición de mayor vulnerabilidad y es quien se muestra ante el otro en procura de respuestas y de alivio.

Ahora bien, ¿qué hace el psicoterapeuta, psiquiatra o psicoanalista con todo esto?, ¿qué sentido de la ética rige su praxis? Con independencia del vínculo que un/a paciente establezca con quien le ayuda, cómo maneja esto el profesional? Indudablemente, quien ejerce el trabajo clínico tiene una gran responsabilidad y debe preguntarse al respecto.

Desconozco si a partir de este lamentable caso se ha generado un debate en los diversos gremios profesionales que atienden la salud mental en el país (Venezuela). Ojalá no hayan imperado de antemano las solidaridades automáticas que muchas veces asumen los gremios ante las críticas dirigidas a algunos de sus miembros.

No es en absoluto mi intención poner en entredicho la relación terapeuta- paciente per se, ni promover una suerte de paranoia colectiva que pueda afectar la necesaria confianza que se le deposita a quien ofrece la ayuda. Pero sí quiero afirmar categóricamente que profesionales de este campo no están exentos de cometer violencia sexual.

En este orden de ideas es necesario cuestionar la falsa creencia que sostiene que los que cometen violencia sexual son indefectiblemente seres desconocidos, enfermos mentales claramente identificables, esos “otros” con los que “nosotros” no tenemos nada que ver. En la medida en que se pueda desmontar a los “intocables” -los de la esfera privada y los de la pública también- podremos acercarnos de manera más fidedigna a la realidad de la violencia sexual.

Catrin Ramírez Minkert
Psicóloga clínica
--------------
* SE LE PERMITE -A QUIEN LO DESEE- REPRODUCIR ESTA CARTA EN SU MEDIO DE COMUNICACIÓN
Debido al análisis tan interesante que hace la psicóloga Catrin Ramírez Minkert -y pensando primordialmente en las víctimas de violencia sexual- me interesa que esta carta sea reproducida en vista de que toca puntos que en este delicado caso no se han discutido, como el debate que ella propone. También habla de las solidaridades que asumen los gremios, tal como ha sucedido en este caso a favor del imputado.
----------------
Se agradece citar la fuente

jueves, 25 de diciembre de 2008

NAVIDADES 2008
RETOMEMOS COSTUMBRES OLVIDADAS
--------------
Envíe una tarjeta a su vecino donde las palabras valgan más que el más caro de los obsequios. Hemos perdido costumbres y ya no sabemos ni los nombres de los que nos rodean a diario.
Paz y solidaridad para esta navidad y año 2009. Y los que vengan.
------------
Los quiere,
Carmen Guédez
Cg

sábado, 20 de diciembre de 2008

El juego de moda
LANZAR ZAPATOS A QUIEN LE CAIGA MAL
---------------
Hágalo porque alivia el estrés. Sigan el ejemplo del periodista Muntazer al-Zeidi que sacrificó un par de zapatos -y su libertad- con tal de darle un susto al presidente Bush. Con buena suerte pudo haber sido un golpe grave. A otro le tocará. Ya hay un precedente y me parece guay que a estos poderosos les caigan a zapatazos, que no es lo mismo que Zapatero.
---------------------
Anímese y pierda un par de zapatos, pero dele un buen golpe en la cabeza a quien se lo está buscando hace mucho tiempo. Busque en su agenda y elija su blanco. Yo tengo varios, pero uno en primer lugar. Procure que sean zapatos pesados, que si no lo mata, lo deje con amnesia de por vida. Lo importante es no fallar.
---------
Lo novedoso de este hecho es que está prohibido entrar con armas a muchos lugares, pero no prohiben entrar con zapatos... por ahora. Es el gran invento del periodista Muntazer al-Zeidi. En cierto país comenzará una ola de zapato fobia porque si Bush tiene enemigos, otros también los tienen, y a granel. Esto me resulta muy gracioso: un par de zapatos como arma. Nunca lo hubiera imaginado.
--------------------
Carmen Guédez

miércoles, 3 de diciembre de 2008

* Ver SECCIONES DE INTERÉS, a la derecha de su monitor

lunes, 1 de diciembre de 2008

SE PUEDE VIVIR BIEN GASTANDO MENOS

Al igual que para Mark Boyle, el rechazo al consumo es, para mí, una ideología de vida que no le conviene al capitalismo si llega a extenderse. Tiemblan los grandes empresarios ante el Movimiento de la Economía de la Gratitud, una quimera, pero nunca se sabe.

Veo imposible la gratitud absoluta, pero sí el uso de muchas cosas que otros echan a la basura o venden a precios irrisorios porque quieren darle un cambio de estilo a la casa o a sí mismos. Si lo que otros desechan, tiene algún deterioro, se puede restaurar y el costo será menor que comprarlos nuevos.

Boyle va más allá porque incluye la cantidad de comida que se echa a la basura y que él -y sus amigos- dan uso. Habla de algo muy cierto cuando dice que en los vernissage, bautizos de libros -y otros eventos por el estilo- abunda la comida gratis. Se puede pasar un rato agradable y comer sin tener que pagar. Pagan los que necesitan hacer esos eventos, no por caridad, sino buscando ganar dinero.

EJEMPLOS DE DOS OBJETOS CONSEGUIDOS EN LA BASURA
Caballo de hojalata de mi propiedad. Años 30. Inglés. Lo conseguí en la basura y, apenas lo vi, me encantó. Requirió muy poca restauración y la hice yo misma. Está colocado sobre una mesa, pero tiene el tamaño exacto para montarse un niño y pedalear.

La silla blanca la consiguió un amigo en un camión de basura. Preguntó si iban a botarla y se la compró a los obreros por un precio muy bajo. Son dos sillas iguales. Necesitaron restauración total: cromado y tapicería nueva, pero quedaron hermosas y muy por debajo del precio de unas nuevas, y con una ventaja: son de años anteriores, 1970 quizás, lo que les da más valor. Mi amigo es otro adicto a buscar en la basura, como yo.

CONSEJOS PARA COMPRAR MÁS BARATO y HASTA GRATIS
1-
Las ventas de garage, que hacen particulares, le pueden proveer de todo tipo de muebles, ropa, objetos decorativos, electrodomésticos e incluso obras de arte a precios muy, pero muy por debajo de una tienda. Casi siempre, todo está en muy buen estado.

2- Al lado de los contenedores de basura (leyó bien: contenedores de basura) puede conseguir algún tesoro que alguien, que no sabía lo que tenía, desechó.

3- Hay comunidades religiosas que regalan ropa muy buena. Están muy organizados. Altamente recomendable para quien gusta de ropa usada sin tener que pagar nada por ella.

4- CARITAS: en Europa es lo máximo en cosas usadas
Los locales de CARITAS parecen pequeñas tiendas por departamentos, sin lujo de ningún tipo y muy ordenadas. Son atendidas por señoras voluntarias, bastante mayores. Hay de todo para vestir, limpio y en buen estado y te dan lo que pidas; en eso no escatiman. Si busca en Internet, consigue la dirección del Caritas de su ciudad. Llame y pregunte los horarios porque no abren todos los días. Usted puede pedir ropa para otros miembros de la familia, aunque no estén presentes. Ahí llevan los consumistas todo lo de la estación anterior y puede tener la suerte de conseguir algo bien retro que le va a encantar.

Casi todo es gratis. Algunas cosas las cobran a un máximo de 5 €. Me encanta las “tienditas” de Caritas porque me encuentro con ropa que ya no está de moda y cuando la vistes, luces diferente. Al menos no pareces una maniquí de vitrina, ni te toparás con alguien vestido igual que tú. ¡No imaginan cuántas mujeres usan este tipo de ropa! Yo soy una porque me divierte ir ahí y encontrar cosas exclusivas, esa ropa que no vuelve con la misma calidad. Mucho de lo que se encuentra ahí es de marcas conocidas y caras.


¡Hay de todo y para todas las edades y sexos!

CARITAS tiene locales con muebles usados. De ellos no les puedo informar nada porque no los conozco, pero si llama, gentilmente le informarán.

Estas recomendaciones son para gente muy especial. Parece mentira que los más pobres no hacen tanto uso de estas alternativas. Tampoco los que hacemos esto es por falta de dinero, sino por el placer de descubrir esas piezas del pasado (moda retro) que tanto nos gusta a algunos Las imitaciones de las tiendas -por muy caras que sean- no llegan a ser lo mismo. No todo el mundo lo entiende porque es un aspecto cultural que desafía a la sociedad consumista: la de la ostentación. Encaja perfectamente en la ideología de Mark Boyle y participan hombres y mujeres por igual. Llama la atención que, generalmente, el nivel cultural es elevado en ambos sexos y distintas edades.


Carmen Guédez
E-mail:
tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com
* Leer SECCIONES DE INTERÉS (a la derecha de su monitor)
MARK BOYLE
ECONOMISTA BRITÁNICO, DESAFÍA AL CAPITALISMO

Extraño desafío el de este hombre: vivir un año sin ganar, ni gastar dinero. La idea me encanta por mi anti consumismo moderado cuyo lema es: “Me basta con lo que tengo, ¿para qué comprar más?”
________
Boyle vestía ropa de marcas, tenía su propio negocio, pero dice que ahora se siente más feliz

"Un economista británico inició ayer un experimento para ver si puede vivir un año en un país occidental sin gastar o ganar dinero. Si bien, mucha gente se ha hecho ya a la idea de apretarse los cinturones, para Mark Boyle, de 29 años, rechazar el dinero es más que una necesidad impuesta: es una ideología. Es defensor de lo que se conoce como el Movimiento de la Economía de la Gratuidad.

La idea es que intercambiará trabajo por la comida y servicios que no pueda producir solo. Vivirá al lado de un arroyo en un bosque de Bristol (ciudad del oeste inglés)
------
"Tengo un tráiler con paneles de energía solar, un horno de leña, un inodoro de abono orgánico, así que voy a vivir aquí, a trabajar como voluntario en el campo, y conseguiré mi comida como pueda", explicó Boyle a la BBC"

FUENTE: A partir de las comillas (") la publicación la tomé del Correo Gallego (con correcciones de estilo -y otros agregados- hechos por mí).
--------
A los interesados en el tema, les recomiendo la publicación de la BBC: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7756000/7756453.stm

Apoyo a Boyle, pero un cero (0) en consumo lo veo difícil. En lo que sí creo es en un consumismo moderado en lugar del consumo desproporcionado del capitalismo, que incluye a gobernantes socialistas que dicen luchar por los pobres mientras usan trajes, joyas y accesorios de marcas muy caras y se exceden en comidas y bebidas a precios de infarto.

Carmen Guédez
E-mail:
tintaindeleble@gmail.com
LINK: hht://tintaindeleble.blogspot.com
* Leer SECCIONES DE INTERÉS (a la derecha de su monitor)