viernes, 17 de octubre de 2008

NUEVO POST SOBRE EL CASO DEL PSIQUIATRA EDMUNDO CHIRINOS
Lo pueden leer en SECCIONES DE INTERÉS (a la derecha de su monitor). Hay primicias en ese post.

domingo, 12 de octubre de 2008

LA SENCILLEZ DEL HOMBRE QUE ME GUSTA, DESORIENTA A LOS MACHISTAS QUE CONQUISTAN CON EL FÍSICO, EL DINERO Y EL PODER

Mi post anterior -EL HOMBRE QUE ME GUSTA- dejó atónitos a los hombres que necesitan algo para sujetarse a la hora de conquistar a una mujer. Son los hombres que no conquistan mientras escuchan a Mozart, a Bach, o al ruido de las olas como música de fondo. Son torpes y usan -para hablar o escribir- un inculto lenguaje coloquial y creen que, cuando presumen de sus propiedades materiales, la mujer cae a sus pies. Juran, también, que su físico nos deja sin aliento. ¡Qué ilusos!

No estoy haciendo alusión a Werner -mi ex pareja alemán- porque la gran virtud de él fue la constancia, la decencia y el buen don de seductor por sí sólo, sin hacer uso de lo mucho que tenía para ayudarse. Tuvo la inteligencia de saber que todo lo demás le servía con otras mujeres, no conmigo. Fue muy hábil para llegar a mí, a pesar de mis misterios.

Mientras los cerdos existen, hay hombres disfrutando con sólo mirar estrellas y, sin decir lo “maravilloso” que son, lo demuestran con hechos. Los demás, son unos pobres hombres que me insultaron sólo porque prefiero una vida tranquila y sin ostentaciones, sin saber qué me llevó a este cambio y a este nuevo estilo de convertir a muchos en casi ermitaños.
Esos son los materialistas que no me interesan. Su reputación de hombres pudientes -algo importantísimo para ellos- lo exhiben, ante los demás, obsequiándole, a una mujer, joyas o un coche de lujo sólo para demostrar el poder que tienen que, finalmente, es lo único con lo que conquistan a mujeres poco o nada inteligentes...o demasiado inteligentes -e inescrupolosas- para quitarles mucho dinero. Conmigo: ni coches, ni joyas, ni propiedades: sólo intelecto, sensibilidad, mucha clase, amor a la naturaleza y solidaridad. ¡Qué frustración para los pobrecillos que no tienen nada de eso porque no se compra: se nace con ello!

Carmen Guédez
E-mail: tintaindeleble@gmail.com