martes, 5 de agosto de 2008

EL "CASO EDMUNDO CHIRINOS" NO SEGUIRÁ EN EL HOME DE ESTA PÁGINA
PASARÁ A “SECCIONES DE INTERÉS”

Este caso será largo y no debe descuidarse porque, cuando eso sucede, ocurren cosas que no se pueden permitir. Para mantener vivo ese tema en mi blog -sin descuidar otros que son de mi interés- he decido crear una sección que titulé
CASO EDMUNDO CHIRINOS Y SUS VÍCTIMAS

Esa sección está a la derecha de su monitor en SECCIONES DE INTERÉS, en este mismo blog. Es fácil de encontrarlo y ya hay un post publicado. Desde esa sección continuaré con el caso. Hay gente que desde Facebook me apresura, pero esto no es fácil y el hermetismo policial es total, según me cuentan

Abordo el caso Chirinos no como algo personal sino como activista contra la Violencia Sexual desde 1998. Las víctimas de este tipo de violencia sufren mucho: son rechazadas, mal vistas, a veces ni la familia las cree y cuando se denuncia un caso ocurrido dentro de una misma familia, tanto el denunciante -padre, madre, o ambos- como la propia VÍCTIMA -aunque sea un niño(a)- quedan execrados de esa familia sin piedad alguna. Ese es el drama mayor en esos casos: la indiferencia y el ignorar a las víctimas -que incluye a todo el grupo familiar- por parte de unos familiares que los ven con malos ojos y los apartan de por vida. No es este el caso que nos ocupa ahora, pero no puedo dejar de mencionar este aspecto tan terrible e injusto porque es mucho lo que se ignora sobre este drama para permitir que sea tratado por puro morbo y para vender haciendo uso del dolor ajeno. Desde el punto de vista económico, tengo el orgullo de que no gano nada con esto.


CONTINÚA DESPUÉS DE LA FOTOGRAFÍA


CASO CHIRINOS
HOY CUMPLÍ MI PALABRA Y ME SIENTO FELIZ Y ORGULLOSA

En la tarde del lunes 04-08-08 -cuando llegué a mi casa- al mirar la pantalla de mi ordenador veo un mail que yo sabía que tarde o temprano llegaría. Se trataba de un periodista de un periódico venezolano. El e-mail decía: “Quisiera contactarte con interés periodístico acerca del Dr. Edmundo Chirinos. Me gustaría conocer los detalles de tu relación con él”.

No conozco al periodista, pero le respondí que desde que fui censurada por EL UNIVERSAL por desnudar en un artículo la vida de los empresarios, juré que jamás daría declaraciones o volvería a publicar en un medio de comunicación tradicional: radio, prensa o televisión, y menos en un caso como éste en el que mi interés no es salir en un periódico donde, por experiencia, sé que nunca se respeta lo que el entrevistado dice. Para declaraciones está mi blog y Carmen Guédez sólo le declara a Carmen Guédez para TINTA INDELEBLE que es un blog bastante conocido y con muchos lectores. Ya había advertido en uno de los post dedicado al Caso Chirinos el que toda la información la daría sólo en mi blog, pero se nota que ese periodista ni leyó mis post. Buscaba una primicia. Posiblemente me subestimó creyendo que yo no tenía experiencia con la prensa y me deslumbraría. Es obvio que alguien que maneja una información no se la va a dar a otro. Este periodista mucho menos se tomó la tarea de leer mi perfil que mucho lo hubiera ayudado para saber con quién trataba.

Si yo me sintiera halagada por salir en un periódico, le hubiera dado declaraciones, pero mi interés no es figurar. Años atrás permití ser entrevistada -entre otros- por Nelson Bocaranda, Roberto Giusti y Fausto Masso. Fue Roberto Giusti quien me llevó a EL UNIVERSAL como articulista y se lo agradezco, pero eso ya es pasado. Con Patricia Poleo estaría en el deber de darle declaraciones para retribuirle que fue la única que me apoyó cuando EL UNIVERSAL me echó. Fue la única que me entrevistó. Los teléfonos de la mayoría de los periodistas “estrellas” -y no estrellas- de Venezuela ya no los conservo. No me interesan porque no fueron solidarios. Prefirieron cuidar sus espacios para sus artículos, entrevistas, opiniones, etc. Tengo amigos periodistas tanto en España como en Venezuela y otros países, pero son relaciones donde prevalece el afecto.

Sólo el año pasado -xulio 2007- rompí mi promesa y escribí un artículo en un periódico donde conocía al editor. Fue en Galicia en un periódico llamado CERTO (Cierto en español) y lo hice para dirigir unas palabras al noble pueblo gallego a quien tanto le debo, incluso mi vida. En Santiago de Compostela volví a nacer y eso no lo olvidaré jamás.

Me sentí tan orgullosa de mantener mi promesa y no ceder a conceder una entrevista. Yo, que cambié mi vida después de un lunes 05 de abril del 2004 -y la cambié, más aún, después de aquel viernes 07 de octubre del 2005 cuando enfermé gravemente en Galicia y tuve a la muerte tan cerca- no puedo ser seducida por algo tan banal como una entrevista cuando lo que importa son las víctimas que me escriben e-mails desgarradores acusando a Chirinos y me falta tiempo para responder, pero no las olvido.

Pasé la prueba de figurar públicamente y adoro mi vida de ermitaña con pocos, pero especiales amigos e hijas adorables. Perdonen que lo exprese, pero me siento feliz porque fui fiel a lo que me juré. ¡Cómo me gustaría que el doctor José Luís Vethencourt y Werner hubieran visto mi cambio! Estarían felices. Ellos fabricaron a esta Carmen.

Desde esas fechas que mencioné -abril 2004 y octubre 2005- tengo la certeza de que el éxito es la paz interna, el amor de los seres queridos -presentes o no, familiares o no- y el desinterés en la búsqueda a como de lugar de ese éxito. Al menos para mí es así. Hacer las cosas por el bien de alguien -o de algo- y nada más. Soy mujer de palabra y cumplo lo que digo aunque algunos no me crean. Con el tiempo se darán cuenta de que mi honor está reflejado en el cumplimiento de mi palabra y en lo no banal. Mi vida es muy hacia adentro de mí misma y las miserias del mundo.

Perdonen esta expresión de orgullo, pero la propuesta del periodista es una prueba que esperé con
paciencia desde hace mucho tiempo -casi cuatro años- y llegó y la superé. Estoy muy consciente de que estoy cumpliendo con una labor que llama la atención, pero todo se hará a mi manera: bajo perfil porque están de por medio muchas mujeres rotas. Quizás hombres también, pero ninguno me ha escrito. Si existen, escriban a mi correo para mayor respeto a la intimidad y al secreto.

Soy un ser muy extraño y es difícil conseguir algo de mí con frivolidades como esa de "Me gustaría conocer los detalles de tu relación con él". Algo así como "Me beso con pasión, me acaricio largo rato y luego..." ¡Mon Dieu, qué absurdo!

Carmen Guédez
E-mail:
tintaindeleble@gmail.com
Link: http://tintaindeleble.blogspot.com