lunes, 1 de diciembre de 2008

MARK BOYLE
ECONOMISTA BRITÁNICO, DESAFÍA AL CAPITALISMO

Extraño desafío el de este hombre: vivir un año sin ganar, ni gastar dinero. La idea me encanta por mi anti consumismo moderado cuyo lema es: “Me basta con lo que tengo, ¿para qué comprar más?”
________
Boyle vestía ropa de marcas, tenía su propio negocio, pero dice que ahora se siente más feliz

"Un economista británico inició ayer un experimento para ver si puede vivir un año en un país occidental sin gastar o ganar dinero. Si bien, mucha gente se ha hecho ya a la idea de apretarse los cinturones, para Mark Boyle, de 29 años, rechazar el dinero es más que una necesidad impuesta: es una ideología. Es defensor de lo que se conoce como el Movimiento de la Economía de la Gratuidad.

La idea es que intercambiará trabajo por la comida y servicios que no pueda producir solo. Vivirá al lado de un arroyo en un bosque de Bristol (ciudad del oeste inglés)
------
"Tengo un tráiler con paneles de energía solar, un horno de leña, un inodoro de abono orgánico, así que voy a vivir aquí, a trabajar como voluntario en el campo, y conseguiré mi comida como pueda", explicó Boyle a la BBC"

FUENTE: A partir de las comillas (") la publicación la tomé del Correo Gallego (con correcciones de estilo -y otros agregados- hechos por mí).
--------
A los interesados en el tema, les recomiendo la publicación de la BBC: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7756000/7756453.stm

Apoyo a Boyle, pero un cero (0) en consumo lo veo difícil. En lo que sí creo es en un consumismo moderado en lugar del consumo desproporcionado del capitalismo, que incluye a gobernantes socialistas que dicen luchar por los pobres mientras usan trajes, joyas y accesorios de marcas muy caras y se exceden en comidas y bebidas a precios de infarto.

Carmen Guédez
E-mail:
tintaindeleble@gmail.com
LINK: hht://tintaindeleble.blogspot.com
* Leer SECCIONES DE INTERÉS (a la derecha de su monitor)

1 comentario:

Persio dijo...

A ver cuánto aguanta Mark con ese estilo de vida. Seguro que el invierno que viene no repite.

Un ejemplo de socialistas amantes del lujo: El alcalde de una ciudad de España llamada Zaragoza se acaba de gastar medio millón de euros en reformar su despacho. Y no es el único. Se ve que en tiempos de crisis todos tienen que reforzar el asiento...

Un abrazo, Carmen