jueves, 21 de febrero de 2008

LA MAYOR OBSESIÓN DE LOS ESPAÑOLES: TENER SEXO CON MUJERES LATINOAMERICANAS, ESPECIALMENTE CON VENEZOLANAS

De cada 10 españoles, al menos 8 sueñan con tener sexo con una mujer latina, especialmente con una venezolana. Aclaro que ninguno tiene interés en el matrimonio. Sólo les apetece el trofeo sexual.
La famosa belleza de las venezolanas es un mito producto de la televisión gracias a la transmisión de los concursos de belleza que no representan el prototipo de todas las mujeres venezolanas, pero los tele adictos españoles se lo han tomado al pie de la letra ya que son los mayores consumidores del mundo de programas del peor contenido: la llamada tele basura.
Soñadores de fantasías, creen en la mujer Barbie -rubia, morena, mulata o negra- de los desgatados concursos de belleza.
El intelecto y la independencia de casi todas las mujeres de Latinoamérica no cuentan para estos obsesivos del sexo. Para ellos, tetas y culos es lo único que existe y, luego, sexo.
Es bien lamentable que esa sea la idea que tienen de nosotras que somos mujeres luchadoras y con muchas otras cosas que van más allá de la belleza y el sexo.
Los españoles creen que somos ignorantes y que sólo servimos para parir y ser amas de casa y desconocen que en nuestras universidades hay más mujeres que hombres. No están enterados de que en la lucha política las mujeres venezolanas llevan la delantera y que Venezuela está llena de destacadas mujeres profesionales. No saben que muchas de nuestras mujeres son padre y madre a la vez y que se despiertan a las 5 de la mañana para salir a trabajar y mantener a su familia. Son humildes, pero no inútiles ni dependientes de un hombre.
Las mujeres preparadas que llegan a España terminan ocupando cargos importantes, como los que ocupaban en nuestro país y, para lograrlo, no hacen uso del sexo para escalar.
Cierto que hay algunas mujeres nada inteligentes -o sin malicia- que se buscan a un español desconocido para solucionar problemas de papeles, especialmente la residencia y la nacionalidad. Y Muchas han sufrido graves consecuencias en el intento. Está el caso de una joven nacida en el estado Zulia que se casó con un español y al poco tiempo fue asesinada por él que la descuartizó y enterró en un lugar que tardó meses en ser descubierto. Sucedió al sur de España en el 2007.
Otra se puso a vivir con un conocido actor porno que una noche la lanzó a la calle.
La recomendación es evitar esas uniones carentes de sentimientos y cuya única finalidad es usar a las mujeres como si fueran objetos sexuales.
La mayoría de los hombres que hacen eso son casados o separados que juran que con su piel blanca van a causar sensación en todas las mujeres del tercer mundo. Creen -¡qué ilusos!- que nos arrodillaremos ante ellos rendidas por su condición de europeos.
¡Pero qué equivocados están estos tíos, vergüenza de los hombres dignos de la madre patria!
Son seres de baja autoestima, inseguros, necesitados de dominar al alguien, de un nivel cultural mediocre -aunque sean profesionales- de un machismo que no existe en nuestra Latinoamérica. Son los que creen que le época de la conquista de América no ha terminado y que pueden tomar a las indígenas que quieran para satisfacerse porque sus esposas -o amantes- no lo hacen "tan bien" como la latinas. Razón tiene mi amigo Ricardo cuando -con asco- recuerda ese episodio vergonzoso de la conquista de América.
Es hora de que los españoles vayan aceptando que no todas las latinas van a España buscando sexo para sobrevivir. Que terminen de entender que nuestro carácter es dominante y nada dado a la humillación y que nos valemos por nosotras mismas mejor que ellos. De sumisas, nada.
Que soporten a sus esposas ya que en España los hombres poco se divorcian, sólo se separan para llevar una vida con otra mientras recapacitan -nunca saben lo que quieren respecto a sus sentimientos- y esperan para volver al hogar donde la esposa los recibirá como si nada hubiera ocurrido. No es el caso de nosotras las latinas -y también nuestros hombres- que cuando nos separamos es para siempre y echamos mano del divorcio y salimos airosas en nuestra soledad o falta de marido o pareja.
Que empiecen a entender estos españoles que no estamos para satisfacer su apetito sexual y sí para ser respetadas tanto o más de lo que respetan a sus mujeres nacidas en España.
¡Ya basta de atropellos y engaños! La mujer latina sabe denunciar. Es bueno que se enteren para que no se sorprendan porque hablo por miles de mujeres de mi continente que no están dispuestas al irrespeto y a soportar mentiras de unos hombres patéticos que se creen superiores y fuera del sexo -mal sexo- no tienen nada más que ofrecer. Juran que son seductores, como si la seducción puede ser ejercida por gente carente de imaginación que es lo mismo que decir: carentes de inteligencia.
En muchos de los casos de una relación de un español con una latinoamericana, la mujer debe pagar los gastos como si fuera una Ana Obregón rendida como una imbécil ante un vividor como el modelo polaco Darek que ahora la demanda buscando más dinerillo del que sacó de ese "romance" que vivió con ella, porque la pobrecilla española es tonta y no sabe vivir sin un hombre, todo un absurdo para nosotras.
Gastarse un (1) euro en una latinoamericana es algo impensable para muchos de estos españoles adictos al sexo con mujeres latinas. La tacañería puede más que sus bajos instintos sexuales, así que las mujeres latinoamericanas deben olvidarse de flores, llamadas y otros detalles. O se los aguantan o salen corriendo, que es lo más recomendable. Después de todo, nadie es indispensable y si abandonan a uno de estos machistas de la nueva España -la de la abundancia, la que olvidó la hambruna, la que ahora desprecia al inmigrante, olvidando que ellos también lo fueron- no han perdido nada que valga la pena.
Pido disculpas a mis amigos españoles honestos, cultos y encantadores. Sé que me darán la razón por este post que refleja una realidad. Me sentí en el deber de ser la voz de tantas mujeres latinas que no saben cómo expresar esta situación que ya es usual en una España de hombres enfermos.
Vendrán los insultos de estos hombrecitos porque es lo único que saben hacer a la perfección. Tranquila los espero, sin inmutarme, pero feliz de gritar esto a los cuatro vientos del mundo globalizado.
¿Qué argumentos esgrimirán para desmentirme?
Como en todos los casos de violencia de género -que no es exactamente el tema de este post, pero se acerca mucho a ese tipo de violencia- culparán a las latinoamericanas por su innata y muy normal coquetería que las hace bellas, lo sean o no.


tintaindeleble@gmail.com

http://tintaindeleble.blogspot.com

3 comentarios:

CARLOS FUENMAYOR dijo...

LOS ESPANOLES ESTAN ESCUPIENDO PARA ARRIBA...YA SABEMOS DONDE CAERA EL ESCUPITAJO...LLEGRA EL DIA,NO LEJANO,EN QUE AMERICA LATINA YA NO SERA ESA TIERRA AMABLE PARA TODOS......Y ESE DIA NOS VEREMOS LAS CARAS

Anónimo dijo...

Hay que reforzar la autoestima de tantas jovenes que ante la situación económica precaria que viven en sus países (latinos)y lamentablemente en el caso de las venezolanas, por razones también sociales y políticas, se van a Europa en busqueda de lograr sus objetivos.. España les resulta atractivo por el idioma y porque culturalmente identifica mucho más que otros, pero sea donde sea, el respeto debe primar en todas las relaciones personales, mas aun en las amorosas! y quien no sabe darlo, no merece recibirlo!
Abrazos,
Liliana, desde Lima, Peru.

Ruben dijo...

Bueno no se como he llegado aqui pero ya que estamos comentaremos... Bueno en primer lugar, soy español y no creo que la situacion que presentas sea ni cercana a la realidad, la mayoria de los españoles prefieren a chicas españolas, mas que nada por el miedo a casarse con alguna latina y que despues de obtener los papeles le deje tirado, bueno eso no viene a cuento pero lo cierto que el 90% de los españoles prefieren españolas... personalmente reconozco que me atraen las chicas latinas pero es algo personal...porque he tenido amigas de alla: puerto rico, argentina, venezuela... y tengo que reconocer que son mucho mas dulces y cariñosas que las españolas que son muy frias... no solo como parejas sino como amigas, y a dia de hoy confo mucho en ella... bueno dicho eso que esa idea de enfermizos obsesionados con el sexo de los españoles no es del todo cierta vale que hay algunos o bastantes que si... pero no todos... ni la mayoria creo yo :P Bueno un placer y saludos :D
P.D. Comparto que las litinas tienen una belleza especial pero también creo que son inteligentes y aptas como cualquiera, la mayoria de las que conozco son universitarias.
ruben_ab88@hotmail.com