miércoles, 25 de julio de 2007

GRACIAS, HUGO CHÁVEZ, POR PERMITIR QUE LOS VENEZOLANOS EXPRESEN OPINIONES ADVERSAS A TU GOBIERNO

Quien diga que Hugo Chávez -el actual presidente de casi toda Latinoamérica- no es un hombre justo, está equivocado. En su último show “Alo Presidente” -domingo 22-07-07- dijo que aquellos EXTRANJEROS que hablen mal de su gobierno serían colocados en Maiquetía con sus maletas, es decir: serían expulsados del país. Maiquetía es algo así como el Barajas de Venezuela, pero con menos terminales, al más puro estilo tercermundista.
Con esta declaración de advertencia a los extranjeros -supongo que incluye a los venezolanos que obtienen otras nacionalidades- Chávez deja abierta la gran posibilidad -así lo entiendo- de ser criticado abiertamente sólo por los nacionales, con lo que demuestra lo mucho que ama a su pueblo al no amenazarlos con echarlos del país. Si me equivoco en mi apreciación, agradezco que un lector menos ingenuo me advierta de mi equivocación antes de que sea demasiado tarde. La verdad es que ya quisieran muchos venezolanos ser echados del país porque el gobierno estaría, entonces, obligado a darles ese pasaporte que tanto cuesta conseguir y que es lo que les impide a muchos dejar Venezuela.
La advertencia de Chávez a los extranjeros es lo yo llamo juego limpio para Venezuela y no quiero decir con esto lo mismo que quisieron decir los hermanos Mejía mientras estaban en la final de la Copa América. Lo aclaro para que no me lleven presa -como lo hicieron con ellos- y luego venga una juez a decirme “Ama más a tu país” porque, si deseo amar a un pedazo de tierra, lo hago a mi manera y no como esta juez ama a Venezuela. Tenemos ella y yo -y los hermanos Mejía- una forma muy diferente de querer. La nuestra no obedece a lo que alguien nos ordene a través de un teléfono. La nuestra sólo nos la dicta la conciencia.
El pueblo venezolano, agradecido por ser preferido antes que un extranjero -como sucedía en ese pasado que tanto nombra el presidente- se tomó tan en serio eso de la libertad de crítica que les dio su presidente, hasta el punto que ese mismo día -nada de esperar al día siguiente- un chavista que estaba presente en el “Aló presidente” se llenó de valor y le dijo a Hugo Rafael, en su cara, que ese programa seguía un guión y que los que iban ahí no podían expresarse libremente. Continuó diciendo que a Chávez lo engañaban sus viceministros a lo que Chávez, con una sinceridad que no le conocíamos, dijo que a él no lo engañaban y salió en defensa de su gente más cercana, que no es precisamente el pueblo sino sus ministros y viceministros. Al valiente chavista que habló, Chávez le dijo que estaba “envenenado” y otras cosas más con las que intentó descalificarlo. Pero gracias a ese sorpresivo impasse, por fin pudimos saber que todos los males de Venezuela tienen un único y valiente responsable: su presidente.
Que agradezca el pueblo venezolano esa sinceridad porque lo usual es que los mandatarios, cuando se ven bajo la lupa de las críticas, le echan la culpa a ministros y viceministros. El presidente de Venezuela es una honrosa excepción porque eso de hacerse responsable de lo mal que anda Venezuela es un hecho digno de alabanzas. Es posible que Chávez entre en el libro de récord Guinness como el único mandatario del mundo que admite aciertos y desastrosos desaciertos.
Si todos nos hacemos eco de sus sinceras palabras, desde ya empecemos a cuestionar lo que no nos gusta de su gobierno con la tranquilidad de que nada malo nos va a suceder y con la certeza de que si a algún fiscal adulador se le ocurre que pasemos la noche en una cárcel para luego rendir cuentas ante un juez, no va a encontrar ningún delito porque en la Venezuela libre y democrática (no es ironía, es que se torcieron las letras) de Hugo Chávez, cuestionar al gobierno no es delito… siempre que no lo haga un extranjero. ¡Cuidado los que quieran emular al juez Baltasar Garzón, el español!
Felicitaciones al chavista que el pasado domingo -22-07-07- inauguró esta nueva etapa en Venezuela: la de enfrentarse face to face con el hombre más poderoso del país -y de toda Latinoamérica a falta de Fidel Castro- y decirle, a su manera, lo mal que está gobernando. ¡Por fin se expresan sinceramente sus seguidores, y cómo lo hacen! Para que no vayan a creer que son inventos míos, pueden ver a este chavista si dan click en el siguiente link: http://noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=228185 Después no digan que es un montaje porque todo fue visto durante la transmisión del programa más aburrido... digo, más largo de la televisión venezolana. Disculpen que el link lo haya sacado de NOTICIERO DIGITAL -una página que detesto- pero fue en la única parte que encontré ese video, sobre todo para que sea visto por mis lectores que no viven en Venezuela y para que alguien me corrija por si acaso malinterprete el contrapunteo de Chávez con su desafiante seguidor.
Venezolanos, todos -no se admiten genes extranjeros por órdenes de Chávez- dejen el miedo y expresen sus opiniones, contrarias al gobierno chavista, con nombre y apellido porque hacerlo es legal… por ahora.
Para dar el ejemplo, firmo este post.

Carmen Guédez
tintaindeleble@gmail.com

2 comentarios:

antojano dijo...

En Chile circulo una frase algo así como:
Las marchas militares son a la musica lo que los generales a la política...o algo así.
La Novela Pantaleon y las visitadoras es un buen ejemplo de lo que es la condicion de origen de un discurso y la carencia de respeto a la diversidad, claro..., siempre y cuando vaya uniformada.

Marcela Lassus dijo...

Amiga, tu que sabes tanto, seria excelente averiguar si ademas de expulsar a los extranjeros por hablar mal de Chavez, tambien les dan el boleto de avion, si es asi, estoy segura de que muchos aprovecharan la oportunidad...