miércoles, 7 de marzo de 2007

EL VERGONZOSO CASO DE JUANA Y LA DESFACHATEZ DE ZAPATERO

Al atenuarle la pena al terrorista etarra José Ignacio De Juana Chaos, el gobierno de Rodríguez Zapatero ha cometido una injusticia con las víctimas de este hombre y de sus compañeros de crímenes. Darle casa por cárcel es un premio inadmisible. De Juana fue recibido en su tierra como un héroe por parte de sus seguidores y como lo que es -un asesino- por sus detractores que masivamente han protestado en toda España.
Ceder al chantaje por la huelga de hambre que De Juana mantuvo desde noviembre del 2006 hasta este mes de febrero fue un desprestigio para el gobierno de Zapatero, pero lo inimaginable vendría después cuando ZP, ante el senado, declaró hoy con desparpajo y casi orgulloso: “No estamos ante la primera vez que un gobierno cede ante un chantaje de ETA, no. Es la primera vez que un partido político democrático-responsable se atreve a decir que un gobierno ha cedido al chantaje de ETA”. Lo dijo con rapidez sin ceder espacio a una coma.
No podía creer lo que escuchaba porque Zapatero admite, en medio de una gran bronca, lo más importante y grave en este caso: que a los gobiernos -sea el que sea- se les puede chantajear cuantas veces se quiera. Esa aparente debilidad -que de debilidad, nada y de conveniencia mucho- no es lo que los ciudadanos esperan de un gobernante, mucho menos en un país que sufre los embates del terrorismo. Ha dicho Zapatero que Aznar liberó a más de 306 etarras y ese no es el punto porque si el señor Aznar cometió semejante error no debe el gobierno del PSOE seguir su ejemplo. Las infelices declaraciones de ZP ante el senado parecen venir de un ignorante gobernante bananero que dice lo que se le ocurre y después piensa, si es que por casualidad sabe pensar.
Mariano Rajoy le ha salido al paso junto a un país indignado y no es que me importe mucho Rajoy porque de los políticos no me fío, pero no está demás su airada protesta ante lo sucedido con el criminal De Juana. Al menos España se da el lujo de tener una oposición firme que no existe en muchos países latinoamericanos y digamos que eso es algo a favor de los españoles.
El triste ejemplo del caso De Juana se empieza a sentir cuando otros presos piden libertad por razones humanitarias. Ya Julián Muñoz -ex alcalde de Marbella, más conocido por sus amoríos con Isabel Pantoja- ha pedido su libertad alegando “razones humanitarias y de salud” y ha comparado su situación con la del terrorista vasco. Jurisprudencia hay para ceder al chantaje de Muñoz.
¿Cederá el partido político “democrático-responsable” a la coacción de Julián Muñoz? Habrá que esperar. El nada santo de Muñoz ha sido muy hábil al pedir el mismo trato. Muchos presos más harán lo mismo que De Juana: ir a la huelga de hambre. De seguir así, qué porvenir más negro se avecina en un país cuyo gobierno negocia con terroristas y posiblemente con corruptos como Muñoz. En contraste con esa barbaridad cometida por el actual gobierno, la política carcelaria de España le niega un ordenador y una llamada telefónica a un preso como el escritor y periodista Pablo Santiago que no asesina como lo hace un etarra. Lleva tres años escribiendo a mano sus post mientras Eduardo, su gran amigo, los coloca en Internet. Esa tarea finaliza esta primavera cuando Pablo recobre su libertad.
Parece que los SMS que circularon cuando el atentado en la T-4 de Barajas, en donde dos ecuatorianos perdieron la vida, no fueron leídos por Zapatero. El más imaginativo decía: “Entraste por Atocha y saliste por Barajas”.
A mí no cabe duda de que el actual gobernante español, apoyado por su partido, coquetea con las regiones separatistas de España buscando unos votos de le alarguen al PSOE sus días en el poder. Esa ha sido la principal razón para atenuarle la condena a De Juana y que no vengan con cuentos pues está claro que negocian con ETA mientras le dan palmaditas a los familiares de las víctimas de esa organización. ¿Cómo se le explica semejante bajeza a una mujer como doña María Basilia Zailema, madre de Carlos Alonso Palate, muerto en la T-4 gracias a ETA?
Y toda esta burla por poseer el poder. Debe ser que no se han percatado de que todo, tarde o temprano, tiene un final y para que no lo olviden aquí están estos nombres: Napoleón Bonaparte, Adolf Hitler, Augusto Pinochet, Fidel Castro y sigue una larga lista en espera del tan temido fin de lo que hoy ostentan.

Carmen Guédez
Escritora-Blogger
tintaindeleble@gmail.com
Copyright©Carmen Guédez 2007

No hay comentarios: