sábado, 29 de diciembre de 2007

SVETLANA ORLOVA Y CLARA ROJAS: SEMEJANZAS Y DIFERENCIAS

Parece mentira que estas dos mujeres, que nacieron en lugares tan distantes, coincidan en tantos aspectos. Svetlana Orlova nació en Rusia y Clara Rojas en Colombia. Sin embargo, dos tragedias y dos niños crean varias semejanzas y sólo una marcada diferencia y, sin duda alguna, un encuentro de ellas dos en el infierno de sus vidas.

Características en común:
1- Ambas se dieron a conocer ante el mundo por la tragedia. Svetlana Orlova fue asesinada el pasado noviembre en España -en Alicante, exactamente- por su ex pareja, Ricardo Navarro, que no es el padre de Christian, su pequeño hijo, hoy huérfano de madre.
Clara Rojas fue secuestrada en Colombia por la gente a la cual pertenece el padre de su hijo: las FARC.
2- Dos verdugos hay en la vida de Svetlana Orlova y Clara Rojas.
3- De Svetlana y de Clara se han escrito ríos de tinta.
4- Svetlana y Clara tuvieron hijos varones de edades relativamente cercanas y menores de siete años, la llamada Edad de La Conciencia.
5- Del apellido paterno de ambos niños no se menciona absolutamente nada -que yo sepa- por lo que a Christian y a Emmanuel los llamamos por su nombre, a secas. En franco contraste, los nombres y apellidos de sus madres se mencionan hasta el hartazgo.
6- Christian es hijo de un hombre de dudosa vida que nunca respetó a Svetlana y, al parecer, también la golpeó. No convivió con ella después que nació Christian.
Emmanuel es hijo de un delincuente: un guerrillero de las FARC. Tampoco convivió con Clara luego de que naciera Emmanuel. Dicen que Marulanda lo castigó por su relación con una rehén, algo prohibido por las FARC.
7- La edad de ambos niños no se conoce con certeza. Todo son conjeturas. De Christian se ha dicho que tiene dos años, otros dicen que cinco. Con Emmanuel pasa -hasta ahora- lo mismo. En este caso, su madre, cuando sea rescatada, dirá la edad exacta. Se dice que Emmanuel tiene cuatro años. A la hora de publicar este post no han sido rescatados.

Sólo un aspecto las diferencia:
- El recuerdo de Svetlana quizás se diluya con el tiempo o al menos ya no existe la posibilidad del acoso mediático porque está muerta y Christian se convertirá en un niño olvidado, como pasa siempre. Lo que vendía, ya no está; por lo tanto, no hay morbo para un público sediento de tragedias ajenas. Posiblemente el día que la justicia saque de la cárcel a Ricardo Navarro -antes de tiempo, como es costumbre- volvamos a saber de Christian. Para entonces, será un adulto.
- Para su desgracia, Clara Rojas y Emmanuel, su hijo, van a ser perseguidos por los medios donde quiera que vayan. No hay rincón en el mundo donde puedan vivir en paz, al menos durante mucho tiempo. Puede que un eventual rescate de Ingrid Betancourt los opaque y les dé el respiro que tanto van a necesitar para intentar rehacer sus vidas.
Desde ya, Oliver Stone está en Colombia -contando con el apoyo de quienes nada saben de psicología- preparando un documental sobre el rescate de los tres rehenes que hará mucho daño a Clara Rojas, a su hijo y a la ex congresista Consuelo González de Perdomo, pero especialmente podría no beneficiar a Emmanuel. Cuando escriba el post sobre él, explicaré el porqué.
Stone partió de Venezuela para Colombia. Extraño e ilógico porque ese rescate no es una película de acción. El cine es una cosa. La realidad es otra, muy cruel como para forrarse con el dolor de otros que no son cercanos a nuestros afectos. Allá la conciencia de quien le permitió a este cineasta estar presente en una delicada operación donde no se percatan de que no sólo se juega con la vida de los secuestrados hoy por hoy, sino con su futuro si son liberados como todos esperamos.
No entiendo cómo el presidente Uribe aceptó la presencia de Oliver Stone, nada útil en este sonado y díficil caso cuyo rescate pudo haber tenido menos repercusión a nivel mundial como sucedió en el año 2002 cuando fue rescatado el piloto y empresario venezolano Richard Boulton y tantos otros que han sido secuestrados en Colombia o fuera de ella.
Hoy, pocos, fuera de Venezuela y Colombia, saben quién es Richard Boulton, para bien de él, de su hijo y de su esposa, la ex miss Venezuela Marena Bencomo. Ni siquiera nosotros, los venezolanos, tendríamos la capacidad de reconocer a Richard Boulton si pasara a nuestro lado.
Nada como el bajo perfil, sobre todo en países latinoamericanos. Lo aprendí de alguien que ha preferido sabiamente mantenerse al margen del afán protagónico a pesar de tener una cuantiosa fortuna y un gran éxito como empresario. Ni la ostentación ni los medios de comunicación lograron seducirlo, tampoco los saraos típicos de los que viven de ver y dejarse ver para alimentar un auto estima que raya en lo patológico.
Del secuestro de Boulton se supo porque era inevitable y no quiero decir con esto que no tuvo cobertura, pero jamás de esta magnitud. Se trata, además, de una familia muy conocida y adinerada.
En este rescate está un niño nacido en cautiverio, pero ni eso justifica tanto escándalo mediático. A ese niño había que preservarlo para hacerle más fácil la existencia de ahora en adelante, pero ya no hay marcha. Existe suficiente caldo de cultivo para que el documental de Oliver Stone sea muy visto y muy premiado porque las tragedias de otros -nunca las del señor Stone, ni las de los dueños de los grandes medios de comunicación y mucho menos las de los gobernantes- son bastante atractivas para ser llevadas al cine por razones de taquilla, que por algo es un negocio y pocas veces arte.
Me perderé ese celebre documental porque no tengo tele en mi casa -ni la quiero tener- y no iría al cine a pagar por ver esa genial obra con el pequeño Emmanuel encabezando el reparto, deslumbrado con esto que, equivocadamente, llamamos “civilización”.

Resulta increible que la tragedia -que tanto nos asusta- sea la que dio a conocer a estas dos mujeres de pieles tan distintas y de culturas diferentes. Sin su desgracia, estas dos mujeres no existirían en un mundo donde sólo el que aparece en un medio de comunicación -por las razones que sean- merece un reconocimiento porque vivimos en una sociedad que detesta el anonimato. Una sociedad donde muchas personas alimentan su ego de una manera absurda: haciéndose visibles, es decir, siendo reconocidos por el gran público, ese que hace feliz a la sociedad de consumo. El público que, sin ninguna conciencia, vive en un show y para un show, desestimando los verdaderos valores y regocijándose con aquellos que exponen públicamente sus miserias o sus logros para ser alguien en la vida en una carrera de inútil protagonismo que no los llevará a ningún lado que merezca la pena.
Cuando el rescate de Clara Rojas y Emmanuel termine habrá un ganador: la publicidad y, con ella, el consumismo porque Clara Rojas y Emmanuel ya son un filón tanto para los políticos como para los comerciantes, ni que decir de los medios de comunicación que ya cuentan el botín, todos sin un mínimo de sentimientos ni bondad.
De eso se salvó Svetlana y está a salvo Christian. Si ella estuviera viva, todos la reconocerían en la calle por haber tenido el valor de decirle no a Ricardo Navarro -su ex pareja acusado por Svetlana de maltratos- cuando, de rodillas y anillo en mano, ante millones de televidentes, le pidió matrimonio en el telebasura “El Diario de Patricia”. Lo demás es historia hartamente conocida.
Svetlana se marchó de este mundo dejando hundido a su verdugo y a sus cómplices, encabezados por la cruel presentadora. Al menos eso queda para orgullo de Christian y, posiblemente, en ese gesto de valentía de su madre, al negarle otra posibilidad a Ricardo, esté su salvación. Si Svetlana le salvó la vida dejándolo ese día con su padre, esperemos que haya valido la pena porque un inocente no merece tanto dolor.
Ahora le toca a Clara Rojas proteger a su hijo a quien la privacidad se la están arrebatando quienes ganan mucho con su dolor. Por esa razón no estoy ganada para ver cómo es el Emmanuel que viene de la guerra -como mi Hombre de la Guerra que cuando regresa asesina a su madre y le corta un pecho- porque no quiero ser cómplice de una posible desgracia. Qué premonición tuve en 1979 con esa historia de un hombre atormentado por los horrores de la guerra, obra con la que ingresé en los talleres literarios del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG).
La complicidad de los telespectadores asesinó a Svetlana antes de que Ricardo Navarro -así, con nombre y apellido de macho asesino- le hundiera un cuchillo, de eso no tengo dudas. Si estuviera viva, la imagino en un Gran Hermano. Belleza tenía de sobra para aparecer en la pantalla. Las revistas también la hubieran buscado y ahora sería mujer de papel acariciada por ojos que nunca vería, miradas groseras ansiosas de sexo y golpes, tal vez.
Todo eso -y más- lo logra un minuto de gloria visto por millones de personas en la pantalla de un televisor, algo válido para los que están sedientos de dinero, fama y poder a falta de algo mejor que los llene y les dé paz. De esa ligereza sabemos mucho los venezolanos cuando recordamos aquel “Por ahora” que fue tan definitivo como el NO de Svetlana. Por esas casualidades de la vida, en ambos casos está presente la desgracia.

CONTINUARÁ EN OTRO POST CON UNA EXPOSICIÓN SOBRE CHRISTIAN Y EMMANUEL

tintaindeleble@gmail.com
http://tintaindeleble.blogspot.com

jueves, 13 de diciembre de 2007

LA DERROTA DE CHÁVEZ Y LA SOBERBIA OPOSITORA

LA DERROTA
Por aquello de que a veces perdiendo se gana, me ha costado creer que Hugo Chávez perdió en las elecciones del 2-D y no que le convenía perder para llevar a la oposición a una situación de total y absoluta confianza en el Consejo Nacional Electoral (CNE) con miras a otras elecciones de las tantas que seguirán a la del 2-D 2007. Pero la reacción de Chávez y de sus seguidores me ha hecho pensar que sí sufrieron una derrota. Todo lo que digo anteriormente es porque prefiero ser desconfiada y no pecar de inocente ya que Chávez es una caja de Pandora y ante él hay que estar alerta y jamás subestimarlo. Se caracteriza por hablar mucho, pero cumple con gran parte de lo que dice si eso le sirve para ir en contra de los que no lo apoyan.
La actual derrota de Hugo Chávez comenzó con el cierre de RCTV. Esto se ha dicho hasta el hartazgo, pero es así. Ahí es donde nace el Movimiento Estudiantil que le ha causado tantos problemas. No es la sociedad civil desorganizada la que lo derrota -con honrosas y muy contadas excepciones- no son los viejos políticos -mucho menos el gobernador Rosales- son estos chicos veinteañeros, y de menos edad, los que hacen posible la primera derrota electoral de Chávez, o visto de otra manera: ellos impidieron otro fraude electoral y eso ya es bastante.
Las largas horas que transcurrieron para que el CNE emitiera el primer boletín se debió a que sabían que si hacían trampa, esta vez se iban a encontrar con un verdadero ejército de jóvenes dispuestos a no dejarse robar su voto. Ante ese hecho inevitable, los militares no estuvieron dispuestos a apoyar a Chávez previendo lo que se les vendría encima: juventud poniéndole el pecho a las balas sin temor alguno y ante tanto coraje no hay nadie que pueda.
Tampoco dejó de tener peso el “¿Por qué no te callas?” del Rey de España. Esas cinco palabras envalentonaron al pueblo hasta un punto que Chávez nunca imaginó. Nunca perdonará al Rey y los venezolanos nunca dejarán de agradecerle al monarca por hacer lo que alguien debió haber hecho mucho antes.
Y la guinda sobre el helado en esta derrota: la falta de leche en los anaqueles de los súper mercados, hecho que afectó a chavistas y opositores. Ese desabastecimiento no era nuevo, tenía meses y ante la excusa del gobierno de que fueron los empresarios quienes propiciaron el desabastecimiento con miras a que ganara el NO, yo me pregunto: ¿Y dónde estaba el gobierno para impedir un desabastecimiento de esa magnitud, nunca visto en Venezuela? ¿Tan ineptos son que no pudieron abastecer al país de todo lo necesario en la cesta básica? Que asuman su responsabilidad en lugar de fabricar culpables porque si los hay, como dice el gobierno, igual son responsables por no imponer la ley que sí imponen para cosas innecesarias como eso de vigilar, a partir del próximo 15 de enero, los SMS. Otra manera más de reprimir y espiar a los adversarios.

LA SOBERBIA OPOSITORACelebrar y ofender al caído no es lo más razonable porque en la vida unas veces se gana y otras se pierde. La mesura es lo más recomendable, esa actitud que Chávez desconoce y que tanto detestamos. Entonces, ¿por qué igualarse a él? No tiene sentido.
La forma como algunos opositores se han tomado esta victoria es desproporcionada si tomamos en cuenta que a Chávez le quedan unos cinco años más en el gobierno y sigue teniendo poder y dispone de mucho dinero. La mesura -repito hasta el cansancio- ante la desmesura de Chávez era -y es- lo más recomendable y aconsejable. Herir más y más a un animal herido -que no muerto- puede resultar peligroso y no tiene nada de nobleza. Chávez ya ha demostrado que renace de las cenizas y la oposición apenas lleva una victoria. Cuidado, ¡mucho cuidado!, porque el “por ahora” que usó Chávez cuando admitió la derrota puede ser el mismo “por ahora” de 1992.
Queremos a Chávez fuera del poder y, para eso, más que celebrar, hay que pensar y buscar la reconciliación con el pueblo que, de corazón, está con Chávez ya que con los que gobiernan extasiados con el poder y la corrupción es imposible el diálogo, pero quizás no con quienes sinceramente lloran la derrota, no por el poder ni por el dinero, sino por sus ideas absolutamente respetables, ese respeto que el oficialismo no les ha brindado. Ellos también son venezolanos, tanto como usted, opositor que me lee y que no los acepta al igual que ellos no nos aceptan a nosotros, pero el esfuerzo por la integración hay que hacerlo. La estrategia de Chávez ha sido dividir y le ha funcionado. Que no caigan sus adversarios en lo mismo porque esa división ha causado estragos en Venezuela.
Hasta el momento, todo ha quedado en manos de los estudiantes. Hasta donde sé, el pueblo venezolano, adulto y “experimentado,” está feliz porque estos chicos le están solucionando lo que ellos no pudieron solucionar. Las marchas -en las que no creo y no voy a creer- son en lo único en lo que han puesto un granito de arena los adultos opositores a Chávez, salvo los que se han arriesgado con su pluma o los militares disidentes de la Plaza Altamira. De resto, mucho e-mail anónimo pidiendo que se reenvíe con copia oculta. Así cualquiera lucha: sin nombre y apellido, lo que es igual que colocarse una capucha para cubrir el rostro.
La sociedad civil sólo ha protagonizado un acto digno de recordarse: la guarimba de finales de febrero del 2004 que finalizó en los primeros días de marzo de ese año. Ni siquiera incluyo a la marcha del 11-A a pesar de la importancia histórica de la marcha más gigantesca que se ha visto en Venezuela. Me refiero a la guarimba porque fue un hecho en el que la gente participó sin que les diera miedo ser identificados. La sociedad civil se convirtió de pasiva en activa, algo muy diferente a lo que son las marchas donde un rostro se pierde entre tantos otros.
Durante esa inolvidable guarimba pude ver a señoras mayores cargando poltronas y moquetas viejas para que se usaran en las hogueras que se prendían en las autopistas, coches en los que se transportaba agua potable para repartirla entre los que estaban en las calles soportando el olor a cauchos quemados y bajo el sol o la luna porque nadie se movía o, al menos, hacían turnos. Durante varios días Caracas parecía un campo de batalla y algo muy importante que destaqué en un artículo que publiqué en EL UNIVERSAL: mientras duró esa guarimba todas las clases sociales se unieron como nunca.
Agustín Blanco Muñoz -el historiador tan cuestionado por decir las cosas con una crudeza que para muchos raya en un pesimismo mal entendido- y yo nos sorprendimos porque no creíamos que algo así durara tantos días. Un poco más y cae Chávez, pero la gente se cansó y no había emergido, para entonces, el movimiento estudiantil. Habría que preguntarse por qué, para entonces, no se vieron motivados y sí ante el cierre de un canal de televisión. Algo muy curioso y digno de una profunda reflexión porque evidentemente estamos ante un hecho donde el silencio obligado impuesto a un medio de comunicación de larga trayectoria en Venezuela despierta algo en los estudiantes que no lograron despertar los muchos otros acontecimientos importantes desatados por Hugo Chávez: los despidos masivos de PDVSA, los muertos del 11-A, la guarimba de la que acabo de hablar y tantos otros hechos.

LA INTOLERANCIA A LA ABSTENCIÓN
La abstención perjudicó a Chávez y también a los opositores que necesitaban un triunfo por un porcentaje mayor. Queda la duda de si el margen fue manipulado para humillar menos a Hugo Chávez, pero ese margen no debió ser tan grande si los estudiantes no lo pelearon
Sigue, entonces, siendo la abstención la gran enemiga para ambos bandos venezolanos.
Es la abstención un derecho tan válido como ir a votar y eso no lo han respetado. Sólo leí un artículo donde alguien pedía que no se atacara a los que nos abstuvimos porque con eso en lugar de conquistarnos para unas próximas elecciones, nos vuelve a ahuyentar, sumado al hecho grave de que Chávez cambiará a todo el personal de ese Consejo Electoral (CNE) en el que no creemos nosotros los desconfiados. Claro que lo cambiará porque no puede permitirse otra derrota y queda por saber qué está planeando.
La victoria del NO le ha dado un pequeño y necesario respiro a los venezolanos, pero esto no termina aquí y el 2008 no luce prometedor ni para Chávez ni para sus adversarios y un clima tan enrarecido no permite la paz que se necesita para poder vivir con dignidad.
Acepten estas críticas porque las victorias no se fabrican sólo con halagos. Mírense en el espejo de Chávez que nunca aceptó ser cuestionado y, por una vez, su soberbia lo traicionó.
Esta actitud reflexiva -nada complaciente- no me hace menos opositora a un gobierno intolerable como el de Hugo Rafael Chávez Frías, pero jamás me convertiré en una fanática que no razona. Celebró la victoria del NO con prudencia mientras recuerdo las palabras de Napoleón Bonaparte: "Vístanme despacio que estoy de prisa"
tintaindeleble@gmail.com

domingo, 2 de diciembre de 2007

EL REY DE ESPAÑA NO TIENE PORQUE DISCULPARSE ANTE HUGO CHÁVEZ

Don Juan Carlos I de Borbón, Rey de España, no le ha hecho absolutamente nada a Hugo Chávez y, por lo tanto, no tiene porque disculparse.
En el momento en el que ocurre el impasse en Chile, el presidente Zapatero tenía el derecho de palabra y como Hugo Chávez, a pesar de haber asistido a muchas cumbres, no sabe comportarse en ellas, comenzó a interrumpir a Zapatero con unas acusaciones contra el ex presidente Aznar que no venían al caso ya que Aznar no estaba presente. Lo que hacía Chávez yo lo interpreto como ganas de molestar y crear discordia, o llamar la atención, algo que arrastra desde una infancia nada envidiable.
Ante la insistencia de Chávez, que acusaba al gobierno de Aznar de estar con lo que Chávez llama “el golpe de abril del 2002”, el rey se cansó y le espetó el ya famoso “¿Por qué no te callas?”
Chávez habla de un supuesto golpe en donde no sólo debe acusar a Aznar, al Rey, al embajador español de entonces y a quien le provoque, sino a las miles de personas que participamos en una marcha en la que, legítimamente, intentamos llegar al Palacio de Miraflores, donde los chavistas sí llegan mientras a nosotros nos repelieron y muchos murieron ese
11-A del 2002. Ese es el golpe del que tanto habla un verdadero golpista como él que arremetió con armas y tanquetas el 04 de febrero de 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Hay documentos de ese golpe.

Todos vimos por televisión cuando el General en Jefe de las Fuerzas Armadas de Venezuela, General Lucas Rincón Romero, en cadena nacional la madrugada del 12 de abril del 2002 se dirigió al país y dijo:

Deplora el Alto Mando Militar los lamentables acontecimientos sucedidos en la capital en el día de ayer. Ante tales hechos se le solicitó al señor Presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó. Los miembros del Alto Mando Militar ponemos a partir de este momento nuestros cargos a la orden, los cuales entregaremos a los oficiales que sean designados por las nuevas autoridades."

Luego vino lo de Carmona que es a quien Chávez debe culpar y señalar como responsable de un gobierno dictatorial y golpista, porque así se le puede ver, pero no a Aznar o al resto de los venezolanos que no participamos de los hechos del 12-A. Sólo nos quedó el recuerdo triste e imborrable del 11- A. Un día que nunca olvidaremos porque fue auténtico, fue nuestro, sin políticos que nos guiaran. Fue un día injustamente sangriento y sólo podemos entenderlo los que lo vivimos.

Para un hombre con la personalidad de Chávez, verse silenciado nada más y nada menos que por el rey de España, debe haber sido una humillación inmensa que aumentó con los muchos aplausos que recibió Zapatero cuando finalizó sus palabras. Cual muchacho guapetón, quisiera caerse a puños con el rey, pero como eso no es posible, le exige una disculpa que no llegará porque el rey no lo irrespeto y ya debe haber olvidado el incidente. Pocos días después se le vio alegre comiendo en un conocido restaurante madrileño con el ex presidente Bill Clinton.
El rey tiene sus propios problemas familiares como para estar pendiente de un presidente bananero al que pocas veces ha visto y que ya es evidente que no le cae bien. Lo volverá a tratar por cuestiones de diplomacia, pero nunca por aprecio y, mucho menos, admiración.
Que acepte Chávez su propio irrespeto -que bien se lo dijo Zapatero- y que se deje de chantajes sucios como este último de amenazar con nacionalizar a lo bancos españoles establecidos en Venezuela como es el caso del BBVA y el Santander.
El chantaje es un acto muy bajo, nada digno de un presidente. Nada tienen que ver estos bancos con el problema con el rey para que este hombre los tome a manera de rehenes como podría tomar a la colonia española y maltratarla si no recibe las disculpas que no lo dejan dormir.
Dice Chávez: “Su Majestad ha enviado algún mensaje y esperamos que su profunda reflexión se haga pública".
Vamos, Chávez, ¿quién se cree el cuento de que Su Majestad, Don Juan Carlos de Borbón, anda de mensajitos secretos contigo? Si decidiera disculparse -algo improbable- la mismísima Casa Real daría un comunicado oficial a toda la prensa o enviaría SMS -muy usados por la Casa Real española- anunciando las disculpas del rey. ¡Qué cosas dices para aliviar lo cabreado que estás!

LO ADVERTÍ MUY A TIEMPO
Ya había advertido yo hace mucho tiempo de que los seguidores del gobierno de Chávez no quieren a España. Mostré fotografías donde se ve cómo han acabado con los monumentos españoles que habían en Caracas. Fue en mi post publicado el 24-04-06. Para verlo, pinchen aquí porque es muy real lo que verán: EN IMÁGENES: EL ODIO DESMEDIDO A LOS ESPAÑOLES POR PARTE DE LOS SEGUIDORES DE HUGO CHÁVEZ
Me cuentan que lo que fue el monumento a Cristóbal Colón está muy rayado y tiene una cerca, y la réplica de la carabela está destrozada.

LOS VENEZOLANOS APOYAN AL REY DE ESPAÑA
Una de las cosas que más ha molestado a Chávez ha sido el apoyo que los venezolanos le han dado al Rey de España a partir del “¿Por qué no te callas?”. Esa frase está en todas partes y se escucha en un pasodoble. Es la frase de moda en Venezuela. Es un país que, a través de ella, se desahoga por las largas cadenas donde Chávez saca del aire a otras televisoras y habla durante largas horas obligando a los televidentes a escucharlo. Cuántas veces no desearon los venezolanos decirle: ¿por qué no te callas? Ahora el rey lo ha hecho por todos nosotros y aunque Chávez se vuelva más y más poderoso si gana el SÍ, esa pregunta estará siempre presente… siempre.
Voy a decir algo que me quema desde hace mucho tiempo: nada bueno hizo Bolívar con libertarnos de España porque cada día son más los venezolanos que se marchan a la madre patria. Son los jóvenes los que más se van y prefieren trabajar en España 10 horas de lunes a lunes con tal de no vivir en la Venezuela de Chávez, cada vez más destruida e insegura.
Venezuela es un país rico donde paradójicamente la gente se pelea por la poca leche que llega a los auto mercados. Llega y en segundos se acaba en medio de la riña de los consumidores por adquirirla. La venden racionada, como en la Cuba fidelista. Este desabastecimiento lo sufren todas las clases sociales y chavistas y opositores.
Cierto que los conquistadores se llevaron el oro y la plata de nuestra tierra para España, pero ahora nosotros mismos les llevamos ese oro y esa plata. Abundan en toda España los carteles amarillos que dicen: COMPRAMOS ORO Y PLATA y esos lugares están llenos de latinos que huyen de los ineptos presidentes folklóricos de Latinoamérica. Así que no nos traten de convencer con nacionalismos tontos porque buscamos calidad de vida y no ese mal vivir y esa desesperanza que hay en Venezuela y en Latinoamérica. Que nos llamen extranjeros o sudacas; eso no importa, pero que no nos mate un delincuente en Venezuela o nos robe lo mucho o poco que tengamos.

RECOMENDACIÓN A LOS ESPAÑOLES
Ante una situación tan tensa, recomiendo a los españoles no escoger como destino turístico a Venezuela. No quiero que un español muera porque nadie se lo advirtió.
A los españoles residentes en Venezuela les pido que tengan cuidado y extremen precauciones, sobre todo en algunas áreas de Caracas como el centro y el oeste. Desconozco la situación en el interior del país, pero debe ser parecida.
Temo por las instalaciones españolas como la “Hermandad Gallega” o el “Centro Catalán”. No los considero lugares seguros en estos momentos. La única manera de entender el alcance de Chávez es pensando mal y yo lo creo capaz de todo. Bien sabe el periodista Roberto Giusti cómo se cumplieron muchas de mis advertencias y ésta es una más: Españoles residenciados en Venezuela, ¡cuídense!

Gracias a tantos amigos españoles que me apoyan en estos momentos. Os quiero mucho a todos.
Gracias a Don Juan Carlos de Borbón por poner a Hugo Chávez en su lugar. Se lo merecía desde hace mucho tiempo y Usted tuvo la gloria de ser el autor de ese hecho. Siéntase honrado por lo que hizo ya que el pueblo opositor de Venezuela se lo agradecerá eternamente. Eso sí: que de ahora en adelante España ponga más la lupa sobre Venezuela porque ya sabe Usted que quien la gobierna no lo está haciendo bien y esto es apenas el comienzo y los españoles no se daban cuenta.

viernes, 30 de noviembre de 2007

LA PROXIMIDAD DEL DOMINGO 2D SENSIBILIZA A LOS VENEZOLANOS EN EXTREMO

La publicación de mi último post donde expresé mi determinación de ir a la abstención causó molestia en algunas personas que, ante la proximidad del domingo 2D, reaccionaron con agresividad, quizás por la tensión que se vive. La intolerancia sigue estando presente y cada bando sólo acepta a los que piensan como ellos. Pensar distinto o criticar a alguien, o a algo, es motivo de un mal trato. Sólo se aceptan pensamientos y maneras de proceder idénticos. Por eso voy a responder con un nuevo post. Así aprovecho para agregar otros puntos que quiero tratar en estas últimas horas antes del 2D 2007.
Expreso lo que siento y lo que veo desde mi punto de vista, sin intención de que los demás piensen como yo que suelo ser tan extraña que ni televisor tengo en casa porque es un aparato que detesto. Imaginen si no soy diferente a una mayoría, por lo tanto es muy difícil intentar siquiera que hagan lo que yo hago o piensen como yo pienso. Nada que ver: vivan sus vidas, pero respeten la mía que ya me gustaría ver a muchos que dicen estar dispuestos a defender los votos a MUERTE cumpliendo su palabra, esa que nunca cumplen porque terminan escondidos en sus casas con esa resignación que ya forma parte de sus vidas.

LA ABSTENCIÓN ES UN DERECHO
Sí, es un derecho tan respetable como el ir a votar. Y con abstenerme no significa que avale a un gobierno dictatorial como el de Hugo Chávez, como me lo expresó un lector en un comentario. Lo que escribo en este blog deja bien claro que soy opositora y como tal no avalo al gobierno actual de Venezuela. Si bien poco escribo sobre política venezolana, cuando lo hago soy directa y muy clara en mis opiniones. No me escondo tras seudónimos. Mi nombre y apellido están expuestos a sabiendas de que hoy los blogueros de todo el mundo son muy perseguidos, pero sigo diciendo lo que pienso porque no tengo miedo. No soy de las que envía e-mails anónimos cuestionando al gobierno de Chávez como lo hacen muchos. Esas personas son las que no tienen derecho a reclamar porque la lucha es dando la cara como lo hago yo y muchos más. Eso -y más- me da derecho a elegir la abstención como una opción y luego seguir reclamando porque son ya tres años diciendo verdades en mi TINTA INDELEBLE. Escribir es una manera de luchar. Cada persona tiene la suya y ésta es la mía, la única que domino y la que seguiré usando.
No votaré porque no creo en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y eso es motivo suficiente para no desperdiciar mi voto.

LAS DECLARACIONES DE BADUEL Y MARISABEL RODRÍGUEZ SÍ SON RELEVANTESEl venezolano opositor es ingenuo en su mayoría. Las recientes declaraciones del general Baduel y Marisabel Rodríguez -la ex primera dama- fueron muy bien recibidas por muchos sin percatarse de la trampa que hay detrás de esas declaraciones obviamente orquestadas por Chávez. Insisto en que este hombre teme a la abstención y necesita mucha gente en la calle para legitimar un triunfo que posiblemente ya está arreglado o tratarán de arreglar. En su desesperación hace uso de todo y paga muy bien. Marisabel y Baduel lo siguen y no lo hacen de gratis. Ellos ganan con Chávez y su “victoria”. Lástima que haya gente que crea en la sinceridad de las palabras de estas personas a quienes no se les puede creer lo que dicen.

LOS ESTUDIANTES VENEZOLANOSLo único respetable y creíble que queda en Venezuela son los estudiantes que a raíz del cierre -palabra que desde Las Ramblas detesta un catalán chavista- de RCTV se convirtieron en los guías de la política opositora venezolana dejando muy atrás a eso que muchos llaman “personalidades”, es decir, los antiguos líderes de la oposición que fracasaron estruendosamente. Con la aparición de estos muchachos las cosas cambiaron para Chávez porque no le han dado tregua. Cuando el dictador cerró a RCTV y abrió un caudal de ideas renovadoras en esta juventud universitaria que hoy es la brújula de un país que andaba a ciegas. Ojalá y gane el NO que tanto han defendido. Quiera Dios y no triunfe la trampa.

GLOBOVISIÓN

En Venezuela todo opositor que se precie de serlo debe ser fan de GLOBOVISIÓN, un canal tan nefasto como lo es VTV. Yo no soporto a Globovisión y estoy segurísima de que Alberto Federico Ravell es el hombre que más adora a Chávez porque gracias a él se ha vuelto millonario. Globovisión sin Chávez no es nada y Ravell lo sabe y lo administra muy bien.
Hay que empezar a ser opositor sin guiarse por todo lo que hasta ahora nos han mostrado porque siempre hay algo más que puede ser mejor y más útil.
"Aló Ciudadano” es un programa tan ordinario como “La hojilla” o “Aló presidente”, un programa que repite siempre a la misma gente: la que no quiero escuchar, esa que ya no tiene nada nuevo que decir, los que se quedaron en el pasado o fueron tan corruptos como los de ahora, un Armando Durán que no cuenta ante las cámaras cómo y por qué negoció con el entonces presidente Jaime Lusinchi la embajada de Uruguay y ante la pregunta de "¿Y tú aceptaste esa negociación?" él, dichoso, responde: "¡Claro que acepté! ¿Cómo no iba a aceptar ese exilio dorado?" y entonces una siente asco de que esa sea la gente que nos muestran en Globovisión como líderes de estos años difíciles y que gente como esa sean los de la red carpet de ese canal. Lo que pasa es que el público común y corriente desconoce muchas cosas, muchos secretos.
Para mí sería una verdadera tortura ver alguno de esos tres programas y eso no me hace menos opositora que otros, pero sí más consciente porque conozco muy bien a los medios de comunicación y todos fabrican mentiras. ¡Todos! Recuerden que vengo de EL UNIVERSAL y tuve una amarga experiencia en EL NACIONAL de Miguel Henrique Otero. Hoy creo en la democracia de la información y los blog son el mejor ejemplo. Los editores que marcan pautas son pasado para mí y por eso puedo ver más allá que aquel que no conoce a los medios de comunicación por dentro y se deslumbra sin conocer la parte oscura que no muestran.

DESABASTECIMIENTOVenezuela llega a las elecciones del 2D 2007 con un desabastecimiento impresionante:
1- Faltan muchísimas medicinas en las farmacias sin que al gobierno le importe las consecuencias que un paciente puede sufrir por la falta de estas medicinas. Este es uno de los grandes dramas junto al de las clínicas privadas que menciono a continuación.
2- No hay cupo en las clínicas privadas ni en los quirófanos porque el gobierno aseguró a sus empleados con pólizas que funcionan en clínicas privadas debido a que los hospitales públicos se encuentran en un estado deplorable. Debido a esto, las clínicas privadas colapsaron como nunca había sucedido en Venezuela. Aún así Chávez tiene el descaro de satanizar a la medicina privada. ¡Qué cinismo y qué hipocresía!
De lo de las clínicas privadas tengo pruebas reales ya que mi hermano -que es chavista- hospitalizó a su hijo en el Centro Médico de San Bernardino -en Caracas- y tuvo que esperar tres días en urgencias para que le dieran una habitación a pesar de tratarse de un caso grave. Su hijo -que es mi sobrino- trabaja en el Tribunal Supremo de Justicia (es estudiante de derecho) y en ningún momento el presidente de ese organismo -ignoro quién es- fue capaz de hacer una llamada para que agilizaran una habitación para ese paciente. Si así se comportan con su gente, ¿qué se puede esperar para el ciudadano común?
Eso sí, a pesar de las críticas que Chávez le hace a la medicina privada venezolana y a las bondades que habla de la medicina cubana, mi hermano hizo caso omiso a su presidente y no llevo a su hijo ni a Barrio Adentro, ni al Hospital Militar y mucho menos pensó en llevarlo a Cuba. Se quedó con los “mercenarios” médicos venezolanos tan criticados por Chávez. ¡Qué cosas y qué contradicciones la de los chavistas! Se nota que sus ideas no están claras y sólo en momentos límites -como lo es una enfermedad- aflora en ellos la lucidez. Luego la pierden y vuelven a lo mismo: a padecer lo que padece cualquier venezolano, pero hablando bien de la "revolución".
3- No hay leche. Es insólito que en un país con tanta ganadería no haya leche. Debido a las elecciones del próximo 2D el gobierno surtió a los auto mercados con algo de leche, pero sólo vendieron un litro por persona. Eso me recuerda a Cuba y la cartilla de racionamiento. Después que pasen las elecciones no habrá más leche y ya empieza a escasear el papel toilette, como en Cuba.
4- No hay huevos. Termino la lista aquí porque es mucho lo que falta. Después de leer eso sugiero a mis amigos españoles que se vayan a CARREFOUR y vean cuántos litros de leche hay en los anaqueles. Luego piensen en los venezolanos y piensen, también, si les gustaría vivir sin leche, huevos, medicinas, ninguna posibilidad de acceso a la salud, etc. Será un bonito ejercicio otoñal. A lo mejor así entienden un poco lo que están padeciendo los venezolanos gracias a Chávez y luego no vuelvan con lo mismo de siempre: que esto es producto de los gobiernos anteriores. Chávez lleva ocho años gobernando -y con mucho dinero producto de nuestro petróleo- y por eso no se puede justificar la carencia de tantos productos de la cesta básica.

Por cierto, lo que nunca falta son los supuestos atentados a Chávez de los que jamás hay pruebas. Causan risa los tales atentados y la paranoia de Hugo Rafael.

NO ME GUSTA LA REALEZA ESPAÑOLA, PERO ESTUVE DE ACUERDO CON EL REY CUANDO SILENCIÓ AL GUAPETÓNLlevo meses hablando mal de la realeza española y nunca me respondieron los venezolanos. Sólo respondían los españoles. Ahora que el Rey Don Juan Carlos ha mandado a callar a Chávez, los venezolanos me insultan porque maltrato a la realeza española. Esto me ha parecido muy gracioso y demuestra que lo del rey pegó con ese tan justo “¿Por qué no te callas?”
Una cosa es que no me guste la realeza y el derroche de dinero de esa gigantesca familia, pero otra cosa es lo sucedido en Chile. Un Zapatero firme, pero comedido en sus palabras, puso en su lugar a un grosero presidente bananero y un rey bribón –lo de bribón lo dijo el senador Iñaki Anasagasti- por fin se decidió a trabajar y lo hizo con firmeza al soltar de corazón su inolvidable “¿Por qué no te callas?” que tiene tan molesto a Chávez acostumbrado a mandar a callar y no a que lo callen. Por esta vez, ¡bien por el rey de España! sin que esto signifique que de ahora en adelante me guste la realeza española o de cualquier otro país. Sigo apoyando a los jóvenes de Gerona por su postura contra la monarquía y a EL JUEVES por todos los ataques luego de la famosa portada donde aparecían los príncipes de Asturias. En eso no cambio.
Habrá que esperar mucho tiempo para volver ver al rey de España trabajando, ¡y con lo bien que lo hace! Fue todo un descubrimiento y lo demostró en la cumbre de Chile donde el guapetón quedó en ridículo. Ahora en España detestan a Chávez y son pocos los que lo defienden. Lo llaman “el mico”.
LOS VENEZOLANOS DE A CORUÑA SALIERON A FAVOR DEL NO
Los venezolanos residentes en A Coruña fueron a la emblemática plaza María Pita para apoyar al NO y contarle al pueblo gallego lo que sucede en Venezuela. La noticia la cubrió EL CORREO GALLEGO. Grupo de venezolanos en todo el centro de la plaza María Pita. Todos a favor del NO
En el supuesto caso de que todo transcurra bajo un marco legal, el NO ganará, pero en la Venezuela de hoy lo legal es una quimera. Sin embargo, siempre hay una esperanza de que alguna vez impere la justicia y no haya más decepciones, pero ¿cuántos años habrán de pasar para volver a disfrutar de la justicia?

tintaindeleble@gmail.com

jueves, 29 de noviembre de 2007

El SÍ y el NO y las repercusiones de las declaraciones de Marisabel Rodríguez, ex de Chávez

Tuve muchas dudas sobre votar o no votar este próximo domingo 02 de diciembre del 2007. Mi posición apuntó siempre a la abstención, a no votar mientras el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) esté en manos del gobierno y sólo obedezca sus órdenes. Me incliné por una abstención masiva y organizada donde el pueblo venezolano le dijera a Chávez que no iría a votar hasta no tener la seguridad de tener unas elecciones limpias y sin ventajismos oficialistas. No me quiero prestar para que roben mi voto, pero la abstención no triunfó y, al parecer, los venezolanos volverán como corderos al matadero. No iré yo con ellos. No me prestaré a legitimar una nueva trampa.
Abstenerse es un derecho tan válido como votar y más cuando la abstención va cargada de razones válidas para el abstencionista.
Ayer recibí un e-mail conmovedor del artista plástico Carlos Zerpa donde planteaba un futuro inmediato e incierto: el triste lunes 03-12-07, después de las votaciones, cuando amanezca una Venezuela en la que todo será de Chávez y donde los derechos de los venezolanos desaparezcan.

MI DECISIÓN DEFINITIVA DE NO VOTAR FUE PRODUCTO, ENTRE OTRAS COSAS, DE LAS DECLARACIONES QUE LE ESCUCHÉ A LA EX ESPOSA DE CHÁVEZ, MARISABEL RODRÍGUEZ, EL 27-11-07Mis dudas sobre votar o no votar se disiparon al ver un vídeo en Yoy Tube con las declaraciones de Marisabel Rodríguez el día martes 27-11-07. Busquen ese vídeo porque vale la pena escuchar tantas mentiras. En él, Marisabel insiste en que la gente salga a votar y se coloca del lado de la oposición, de los estudiantes opositores y del clero en aparente oposición en contra del gobierno del que fue Primera Dama como esposa de Chávez.


CONOCÍ A MARISABEL Y POR ESO NO LA CREO
Conozco bien a esta mujer y sé que es capaz de todo, capaz de hacer creer a muchos en la sinceridad de sus palabras, capaz de manipular con una destreza aprendida en lo más turbio de este gobierno, capaz de prestarse a lo que Chávez le pida porque ella gana mucho con e$o. Siempre dije que era una excelente actriz.
Ese vídeo sólo me confirmó que están haciendo uso de todo lo que les sea posible para evitar la abstención. El general Baduel es uno más en este juego sucio. Mi paciencia la colmó Marisabel y ya no me quedan dudas: no votaré.

Mi relación con Marisabel comenzó en febrero del 2002 a raíz de una llamada que le hice para entrevistarla. Escribía yo en aquella época para EL UNIVERSAL. La periodista Faitha Nahmens me había dado su teléfono antes de macharse a Londrés. Faitha había hecho las mejores entrevistas a Marisabel y la conocía muy bien. Un día dejé un mensaje en su teléfono móvil y dos días después Marisabel me llamó en horas del mediodía. Fue una conmovedora conversación que se extendió por casi dos horas. Hablamos de una entrevista personal que nunca se dio porque ella siempre buscó excusas para evadirla. Sin embargo, conversamos varias veces a través del móvil, incluso conversamos el trágico 11 de abril del 2002 en horas de la noche cuando ella estaba escondida mientras Chávez iba preso.

La Marisabel que hablaba conmigo no era la misma que veíamos en televisión. Conmigo se comportaba de otra manera y hasta su voz cambiaba. Siempre se mostraba como una víctima asustada y perseguida. En nuestra primera conversación hizo acusaciones graves a gente cercana a Chávez, acusaciones que me he negado a contar porque no sé si son ciertas o no, incluso llegué a pensar que me usaba para que yo dijera lo que ella no se atrevía a decir y no caí en la trampa, ni voy a caer. Esas acusaciones me las guardaré toda la vida porque Marisabel es una manipuladora y algo hay detrás de esas revelaciones tan graves que me hizo.
Cuando la escuché llamar “compañero” a Yon Goicoechea no podía creerlo y ruego porque el valiente líder estudiantil opositor haya rechazado ese compañerismo que no le haría nada bien. Es un chico muy joven y ella es muy hábil. Cuando Marisabel llama a la gente a votar y ataca al gobierno de su ex marido recordé algo que me dijo durante nuestra primera conversación: “Nunca estaré en la cera de enfrente de mi marido”. Pero en las declaraciones dadas el 27-11-07 –creo que al canal GLOBOVISIÓN- pareciera que Marisabel ahora está en la acera de enfrente del que fue su esposo y es el padre de su hija: el presidente Hugo Chávez. Dije “pareciera” porque eso no es cierto: ella está con Chávez porque le conviene, y mucho.
Quizás con esas declaraciones conmovió y convenció a muchísima gente, pero no a mí que la conozco y estoy absolutamente segura de que detrás de ese teatro está la mano de Chávez y un pago muy atractivo a su ex mujer para persuadir a una mayoría de ir a votar ya que Chávez teme a la abstención porque ésta le haría la trampa más difícil. Con largas colas de votantes Chávez podrá esgrimir que ganó porque “todos” salieron a votar a por él. Craso error de los que saldrán a votar porque estarán legitimando el resultado, a menos que funcione lo del conteo manual y se desmonte la trampa. Algo poco probable, pero deseable.

DE CÓMO MARISABEL RODRÍGUEZ PRACTICA LA CARIDAD Y EL AMOR AL PRÓJIMOEn las declaraciones del 27-11-07 Marisabel vuelve a mostrarse piadosa y practicante de la religión católica y, que yo sepa, en esos casos la caridad y el amor al prójimo son prioritarios. Entonces les cuento sobre la caridad y el amor al prójimo que practica esta mujer:En octubre o noviembre del 2002 un niño de 22 meses ingresó en una clínica privada de la Isla de Margarita -la Clínica Nueva Esparta- debido a una violación que lo lesionó gravemente. Tuve toda la información del caso porque mi hija -que desde el 2003 vive y ejerce como médico en España- era médico residente de esa clínica ubicada en la Asunción y alarmada me informó del caso.
Se trataba de un niño de clase media y todo apuntaba a que el violador era el propio padre. Los médicos veían preocupados el hecho de que las autoridades que llevaban el caso estaban dispuestas a devolver al niño a los padres una vez que egresara de la clínica. Me comuniqué con una ONG que no hizo nada útil. Desgraciadamente no pude comunicarme con AVESA –una excelente ONG venezolana que presta servicios a las víctimas de violencia sexual y doméstica- y ante las informaciones alarmantes que recibía de mi hija decidí llamar a Marisabel Rodríguez de Chávez, para entonces Primera Dama de Venezuela, y le conté lo que estaba ocurriendo con el niño de 22 meses y la necesidad de que no se lo entregaran a sus padres hasta tanto las investigaciones no dejaran clara la situación. Era algo que le competía a ella por ser la Primera Dama y Presidenta de la Fundación del niño.
Su respuesta fue increíble y nada caritativa, mucho menos solidaria: “Carmen, no me hables de esas cosas tristes porque yo tengo muchos problemas”.
¿Acaso los problemas de los niños venezolanos no eran de ella?
Ahí terminó mi relación con esta mujer. Nunca más la volví a llamar porque con alguien que responde así no vale la pena hablar porque para nada le importo el sufrimiento de ese niño y por ese me pregunté y me preguntaré toda la vida, ¿qué clase de mujer es ésta? ¿Qué piensan ustedes de alguien que teniendo poder se desvincula de un hecho tan grave como es la violación a un niño? Mi decepción fue terrible porque ese niño -al que nunca conocí- sí era importante para mí y lo era para mi hija que lo trató como médico y tuvo acceso a su historia clínica.
Después de haber escuchado la voz indiferente de Marisabel ante un hecho grave, ¿por qué debo creer en ella y en lo que dice ahora?Insisto en que las declaraciones de Marisabel del 27-11-07 son un engaño más porque con Chávez en el poder ella gana mucho pues es la madre de su hija Rosinés. Ruego al pueblo venezolano que no caiga en la trampa de una traidora. De ser cierto que se pasó a la oposición, Chávez podría quitarle a su hija o perjudicarla de otra manera y Marisabel no se va a arriesgar a tanto porque no es una mujer valiente. Esas declaraciones están arregladas y muy apoyadas por su ex esposo, el presidente. A mí no me cabe la menor duda porque no soy ingenua.

MÁS DE LA TRAMPA DE ESTE 02 DE DICIEMBRE: EN PARÍS, CHINOS CON PASAPORTE VENEZOLANOEn los primeros días de noviembre 2007 salió de Paris un vuelo de AIR FRANCE con destino a Venezuela donde el 80% de los pasajeros eran chinos con pasaportes venezolanos.
- ¿Venían a votar?
- ¿Cómo consiguieron los pasaportes?Es vergonzoso ver en París a chinos con un pasaporte que a nosotros, los venezolanos, nos cuesta tanto conseguir y nos humillan para entregárnoslos haciéndonos pasar horas en la calle bajo un sol inclemente o una fuerte lluvia.
Juzgue usted al ver las fotos que sacó alguien que venía en ese vuelo porque no es un crimen dejar evidencia de algo que a todas luces tiene apariencia de ilegal. He aquí los hechos e imágenes donde el pasaporte de la República Bolivariana de Venezuela se ve claramente. Dé click sobre las fotografías para agrandarlas.
Foto: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados: SACVEN
En esta fotografía -más que en otras- se lee clarísimo REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. También se ve el escudo venezolano. Dé click para agrandar la foto 
Foto: Eva Da Silva y Carmen Guédez. Derechos reservados
Foto: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados: SACVEN
En esta fotografía -más que en otras- se lee clarísimo REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. También se ve el escudo venezolano. Dé click para agrandar la foto 
Foto: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados en SACVEN
Foto: Eva Da Silva y Carmen Guédez. Derechos Reservados en SACVEN
Foto: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados en SACVEN
Fotos: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados en SACVEN


Foto: Eva Da Silva Guédez y Carmen Guédez. Derechos Reservados en SACVEN

- Después de ver estas fotografías, ¿quién nos garantiza unas votaciones limpias?
- ¡Nadie!
- Por eso -y por más- me abstengo y lo hago a conciencia.
tintaindeleble@gmail.com

miércoles, 10 de octubre de 2007

COSAS QUE PASAN

LA SALUD DEL REY JUAN CARLOS ES PERFECTA A PESAR DE LAS QUEMAS
¡Vaya suerte la de Juan Carlos, rey de España! Sus médicos le hacen exámenes y lo encuentran fenomenal: ni el colesterol está alterado y la tensión arterial se encuentra normal. Asombroso que las quemas no lo afecten. Parece que tanta agua de mar en “El Bribón”, y otros barcos y veleros de su propiedad, lo hacen inmune a las llamas que arden en Cataluña. ¡Pero si el tío ni se entera de que lo están quemando!
Él, tranquilazo porque sabe que no hay nada que lo mueva de su lugar en palacio mientras el PP y el PSOE lo sigan apoyando. A ver si el nuevo partido español en el que se alistó Vargas Llosa hace lo mismo, que seguro que sí pues con el peruano en sus filas hay que pensar que eso de la monarquía les calza perfecto a todos los políticos.
Las represalias contra los que queman las fotos de los reyes no es más que una nueva edición de lo ocurrido con la revista EL JUEVES.

LOS 40 AÑOS DE LA MUERTE DEL CHE
Para mí sólo representan 40 años de una camiseta mil veces repetida y mil veces lavada cuando se ensucia. Eso es todo.
El Che en el pecho de alguien que lo más seguro es que luego se vista con un polo Lacoste o Burberry.
A mí me encantan las personas que sólo quedan para camisetas y otros souvenir ya que esos son los que no pueden seguir haciendo daño. Ya quiero ver más de esos héroes, tipo Che, en camisetas. Lo malo es que hay que esperar a que se mueran para que se conviertan en eso que llaman “íconos”. ¡Pues que se mueran pronto!

LOS VÍDEOS DE LOS JÓVENES DE LA JSE Y DEL PP
Me hicieron gracia y hasta me reí con esos vídeos. Lástima que la respuesta del PP no fue más que un plagio con la historia a la inversa y, por ello, nada original.
Lo criticable del vídeo de la JSE: el uso del polo Lacoste en un desgastado discurso -por demás hipócrita- que intentaba dar a entender -sin éxito- que los socialistas no usan ropa de marca cuando la verdad es que la lleva desde ZP, pasando por Sonsoles y sus modelitos muy caros, hasta llegar a cualquier ciudadano común y corriente del PSOE que no esconde que la buena ropa -y otros lujos más- se adquiere con gusto pues para eso es el dinero que no escasea en la España de la abundancia que bien merecida se la tienen sus ciudadanos. Las marcas caras ya dejaron de ser sólo de uso exclusivo de los llamados`pijos´.
Por cierto, lo único que le envidio a Sonsoles son los días que pasó en la comarca asturiana de Villanueva de Oscos ya al final del verano. Turismo rural del más puro, y nada barato, aunque ellos eran invitados y todo de gratis.

¿QUÉ NO HAY HOMOSEXUALES EN IRÁN?
Pues, ¡vaya fenómeno! ¿y dónde los esconden? ¡Con lo majos que son mis amigos homosexuales!

MUROS DE LA INFAMIA
Esto no es más que algo inédito: las fotos y datos personales de pedófilos -juzgados y condenados- que se colocan en vallas en Colombia. Vallas -supongo que grandes- donde todo el mundo puede ver el rostro del pedófilo. Algo para escribir con mucha calma pues merece una profunda reflexión. ¿Buena o mala iniciativa? Hay que pensárselo. Por ahora una víctima de violencia sexual me ha manifestado no estar de acuerdo con este tipo de “castigo” y me ha expresado sus razones. Ya se las contaré, pero no ahora.
En fin, es un tema inagotable al que no le veo solución. Creo que ni monsieur Sarkozy con la castración química podrá con semejante drama que acaba psicológicamente con la vida de muchos niños y convierte al victimario en un animal herido que huye todo el tiempo y repite sus actos compulsivamente. Todo lo involuntario es malo y los pedófilos actúan en contra de la voluntad de los niños y antes que nada están éstos, pero ¡cuán difícil es cuidarlos de los que los acechan! Es que nadie imagina lo cerca que está el peligro, casi siempre dentro de la misma familia.

EL PAZO DE MEIRÁS
Por fin la Xunta de Galicia parece que inspeccionará el Pazo de Meirás, residencia veraniega de Los Franco que se negaban a la inspección. Ya es hora de que los gallegos disfruten de ese palacete. Los Franco han tenido todo en exceso gracias al caudillo de Ferrol. Que le devuelvan al pueblo galego algo, que no es pedir mucho ni por eso quedarán pobres que bastante tienen. Dos personajes, muy lejanos al caudillo, estuvieron este verano en el Pazo de Meirás: 1- Margarita Vargas -la venezolana casada con Luis Alfonso de Borbón- y 2- José Campos, el nuevo marido de Carmen Martínez-Bordiú -la nietísima- madre de Luis Alfonso. Los galegos tienen más derecho que estos dos -Margarita y José que no llevan la sangre de los Franco- a pasearse por la residencia ubicada en Sada, muy cerca de A Coruña.

Esto es un mínimo resumen de lo último que se cocina en las noticias del mundo. Por lo tanto, no hay nada original en lo que he escrito pues ya muchos lo habrán leído si devoran la prensa como lo hago yo. Sólo me limito a expresar mis puntos de vista sobre estas noticias y si me preguntan por qué no hay nada de Venezuela -que dudo me lo pregunten- sólo les diré: las palabras están de más y es preferible que pinchen y vean cómo se asalta en una muy transitada autopista de Caracas durante un atasco. Si luego de ver el vídeo les quedan ganas de ir a Caracas, os declaro suicidas:
http://noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=262979

tintaindeleble@gmail.com

viernes, 24 de agosto de 2007

SOS: SE SOLICITA DIAGNÓSTICO PARA UN PACIENTE

El pasado martes 07-08-07, mi sobrino V.H. -de 26 años cumplidos el pasado julio- ingresó en la clínica Santa Sofía, un centro de salud privado de Caracas. Ahí permaneció unas horas en urgencias. Presentaba temblores en el cuerpo, fiebre, debilidad extrema y no podía orinar. Inexplicablemente no lo dejaron hospitalizado y lo enviaron a su casa.
Al día siguiente -miércoles 08-08-08- la situación continuó igual y sus padres lo llevaron al Centro Médico ubicado en San Bernardino, una clínica privada muy conocida desde hace muchos años en Caracas. Como cualquier paciente, ingresa por urgencias. En un país donde los centros de salud funcionen bien, lo hospitalizan enseguida. En su caso lo dejan en urgencias porque no había habitación disponible.
Tres días -con dos noches- permaneció en una camilla que se encontraba en un pequeño cubículo al lado de otros pacientes que también esperaban por habitación. Horrorizada pude ver que la medicina privada tampoco funciona en Venezuela. Mi referencia más cercana es el
Hospital Clínico Universitario, que forma parte del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela-España, donde sí hay habitaciones y donde la estadía en urgencias sólo es por unas horas, las necesarias mientras practican exámenes para luego hospitalizar al paciente que luego pasa a una habitación mejor acondicionada que la de cualquier clínica privada de Caracas donde, por cierto, es muy costosa la salud privada. 26 días recluida en ese centro hospitalario de Galicia me permiten hablar con toda propiedad y una hija médico que ejerce en A Coruña confirman lo que expreso en materia de centros de salud españoles, así como lo que pienso de médicos y enfermeras de esa región de España.
Supongo que el caos hospitalario de Venezuela debe consternar a los médicos venezolanos que no estaban acostumbrados a trabajar en esas condiciones en clínicas privadas. Si la medicina privada en Venezuela está así, no quiero ni pensar lo que es la salud pública donde no hay insumos ni equipos, sólo personal humano -casi siempre muy eficiente- que no puede hacer nada ante tantas carencias para atender a un enfermo. Es posible que esta vivencia que he tenido no esté en estadísticas donde la salud en Venezuela se muestra como excelente cuando ya ni la privada funciona.
Mi hermano es chavista y lo es mi sobrino y mi ex cuñada, su madre. Ellos, pacientemente esperaron a que les fuera asignada una habitación. No plantearon llevarlo a otra parte pues el caos en la salud privada caraqueña era, para esos días, igual en varias clínicas y lo es peor en los hospitales públicos. La medicina cubana -la del socialismo del siglo XXI- nunca fue mencionada en esos momentos por mi hermano, por su ex esposa o por mi sobrino, como no la mencionan ahora que todavía no hay diagnostico y la situación de salud de mi sobrino no se ha resuelto. Prefieren -aunque no lo digan- confiar en los médicos venezolanos. No es la primera vez que mi familia afecta al chavismo actúa de esa manera ante un hecho que tenga que ver con la salud de un ser querido.
Dos médicos atendieron el caso: un urólogo como médico principal y un internista especializado en enfermedades infecciosas. Al principio sospecharon de un virus, una bacteria o una prostatitis. No obstante, el examen urológico no arrojó nada.
El jueves 09-08-07 lo visité por primera vez. Ese día fue cuando escuché a los médicos decir que no había problema urológico. Cuando salieron del estrecho cubículo me acerqué a los dos -muy amables, por cierto- para decirles que buscaran la opinión de un neurólogo. Ya estaba yo asesorada por mi amigo Federico Gómez Sandoval, excelente urólogo que ha practicado más de 400 trasplantes de riñón. Además, mi ex esposo tiene esclerosis múltiple y, por lo tanto, sabía que muchos trastornos, aparentemente urológicos, son en realidad trastornos neurológicos.
El neurólogo acude ese mismo jueves 09-08-07 en horas de la noche. A pesar de tratarse de un paciente recluido en una clínica privada donde se puede realizar una resonancia magnética a cualquier hora, posterga esos estudios para el día siguiente. Tengo entendido que en cuestiones neurológicas se necesita ganar tiempo. Claro, no era su hijo el chico enfermo, tampoco era un familiar o un conocido, sólo era un paciente más y eso carece de importancia. Tampoco estaba este hombre para trasnochos.
Ante lo delicado de la situación, propongo que Federico Gómez acuda a esa clínica para que trate directamente con los médicos. Mi gran amistad con Federico me permite hacerle esa petición. Mi hermano no acepta ante un respeto exagerado a los médicos tratantes que yo no entiendo porque en situaciones como esa se requiere de un familiar o de un amigo médico que establezca contacto con los colegas tratantes para cuidar las espaldas del paciente porque para mí primero está el enfermo y luego los médicos. Como familiar tengo derecho a acudir a mi médico de confianza y no tener una actitud pasiva que raya en lo sumiso.
El internista y el urólogo deciden dar antibiótico creo que desde el día del ingreso. No sé bajo qué criterio lo hicieron puesto que no había diagnóstico. Pienso que poner antibióticos a ciegas fue como tirar dardos con una venda puesta a ver si dan en el blanco. Si resulta, perfecto y si no resulta, da igual. Pase lo que pase es un paciente con seguro y cada visita médica significa miles de bolívares para los médicos.
Le practicaron todo tipo de exámenes, aclaratoria válida ante cualquier injusticia de mi parte.
El neurólogo realizó resonancia de cerebro y médula. Ambas normales. Después de eso, no hizo nada más. No entendí su actitud, mucho menos la apruebo. ¡Cómo me gustaría dar su nombre! Si no lo doy no es por miedo, es por respeto a mi hermano que no es un hombre de denuncias como lo soy yo.
El viernes 10-08-07, ya casi anocheciendo, V.H. es enviado a una habitación donde permaneció hasta el jueves 16-08-07 cuando lo dieron de alta. No olviden que ingresó el miércoles 08-08-07 y que el día anterior -martes 07-08-07- ya había estado en otra clínica.
Mientras estaba hospitalizado, el cuadro clínico comenzó a remitir. La fiebre fue cediendo -duró muchos días- y el temblor del cuerpo también. La debilidad que sentía demoró en ceder. V.H. es un chico alto y fuerte y no podía dar un paso solo. Para caminar un poco tenía que hacerlo apoyado en otra persona.
Me llamó la atención que las enfermeras no ayudaban a movilizarlo. Tampoco lo llevaban a darse una ducha. En España, el baño diario de los pacientes, es obligatorio en los centros hospitalarios. En el Centro Médico, unn leve aseo era todo lo que le hacían. Por cierto que eran insólitas estas enfermeras que estaban en el piso donde permanecía V.H.
“¿Dónde está el BETADINE?”, preguntaban a los familiares cuando ellas están en la obligación de saber dónde está todo lo que el paciente requiere. Juro que añoré a las enfermeras gallegas, torturadoras de oficio como las llamé, pero muy preparadas y conocedoras de su profesión, amén de una buena presencia que estas enfermeras no tenían.
Los días pasaban y V.H. sin orinar. De manos atadas veía como el neurólogo no hacía nada más y los médicos tratantes tampoco hacían mucho, o no podían. El caso debió pasar a un nuevo neurólogo y eso no ocurrió. La hospitalización se prolongó más de lo debido ya que en su casa le hacen lo mismo que le hacían en la clínica, pero esta falta de honestidad es muy común en los centros de salud privados de Venezuela.
Mi amigo Federico Gómez, en una conversación telefónica que sostuvo conmigo, recomendó que practicaran una cistometría y una prueba de sensibilidad (electro miografía). Le transmití esto a la hermana de mi ex cuñada para que ella se lo dijera al urólogo tratante ya que yo no estaba permanentemente en la clínica. No entiendo por qué el urólogo tratante no sugirió estos dos estudios, pero aceptó la sugerencia de Federico Gómez.
Días atrás les había dicho a mi hermano y a mi ex cuñada que pidieran la opinión de Rafael Lander, un médico muy antipático, pero excelente neurólogo. No me hicieron caso.
Según Federico Gómez y mi hija, los estudios neurológicos no han concluido, al menos hasta el momento de escribir este post. Una punción lumbar no es descartable en un paciente que no puede orinar y que no tiene problemas urológicos. Puede ser dolorosa, pero a lo mejor es la vía para encontrar una respuesta a tantas interrogantes.
El jueves 16-08-07 hacen la cistometría y la electro miografía. Les aclaré a los padres de V. H. que estos estudios no dirían las razones por las que V.H. no puede orinar. La cistometría y la electro miografía arrojan una información importante, pero tampoco ayudan a la cura en un caso como el de V.H. Entiendo que las expectativas de los padres y el paciente son otras. El resultado fue: disinergia vesico esfinteriana. Es decir, la vejiga se contrae bien, pero el esfínter no se abre completamente. Este estudio lo practicaron los asistentes de un discípulo de Federico Gómez quien le pidió el favor de que atendiera el caso de mi sobrino. Con este médico ya son dos los urólogos que lo ven en la misma clínica donde estaba hospitalizado. Federico trabaja en otra clínica.
Inmediatamente después de practicar esos estudios le dan de alta al paciente con la sonda puesta y con un medicamento que no le había administrado el urólogo que llevaba el caso. El médico -alumno de mi amigo Federico- administra un medicamento para relajar el esfínter y en estos momentos estamos a la espera del resultado de ese medicamento.
Estoy muy clara que el no orinar -en este caso- es la consecuencia de una enfermedad que está escondida. Me gusta estar clara cuando se trata de enfermedades. Los padres de V.H. lo han enfrentado de otra manera. Ellos quizá piensan que si V.H. orina se soluciona el problema y no se dan cuenta de qué hay que buscar la enfermedad que ha causado todo ese cuadro tan extraño. La incertidumbre es muy grande y genera mucha angustia en todos nosotros, más en V.H.
En el supuesto caso de que con ese medicamento se logre que orine, V.H. puede hacer en cualquier momento otra crisis que lo lleve de nuevo a no orinar o a tener otro síntoma. De ahí la necesidad de descubrir lo que sucede para intentar encontrar la cura definitiva.
Escribo este post horas antes de que retiren la sonda a ver qué pasa. Si orina habrá cierta tranquilidad, pero si no lo logra, no quiero ni pensar en la frustración que sentirá V.H y sus padres.
Mientras tanto, no hay diagnóstico. Tampoco mucho empeño en conseguirlo, al menos así lo percibo. Sé que este post será leído por médicos que estimo mucho y espero que alguno arroje una luz a este extraño caso. Saben Luis Enrique Palacios, Lisandro López Herrera y Rafael Muci-Mendoza -lectores y amigos- que estoy pensando en ellos y que no dudaré en escuchar su opinión y que vean a mi sobrino, siempre que él y sus padres lo permitan. Son tres brillantes médicos venezolanos de mi más entera confianza. Sé que hay más médicos que leerán este SOS. Ojalá emitan una opinión. Estoy consciente de lo difícil que es hacerlo sin ver al paciente ya que la clínica dice mucho.
Perdonen la falta de información más técnica, pero no soy médico.
Agradezco profundamente a Federico Gómez Sandoval el gran interés y el apoyo que, en la distancia, le ha brindado a V.H. a pesar de no conocerlo. Agradezco, también, a mi hija Rosalba que, como médico y conocedora de psiquiatría -especialidad que realizará- ha arropado a su primo hermano desde la distancia obligada, a través del hilo telefónico entre España y Caracas. Más importante ha sido la parte humana y afectiva que el hecho de que ella sea médico.
Agradezco a la gente que me ha brindado su apoyo ya que V.H. es uno de mis sobrinos más queridos y su caso me ha conmovido.
Si no coloco su nombre es porque no estoy autorizada para hacerlo. Incluso este post puede no gustar a mi hermano, ni a V.H. pero corro con las consecuencias porque es la única manera que tengo para intentar que otros médicos den con la enfermedad escondida tras ese complicado cuadro clínico que a mí me tiene muy angustiada. Al urólogo tratante le pedí que le hablara a los padres con claridad y que buscara la opinión del doctor Rafael Lander, pero al parecer hizo caso omiso a mi petición cuando lo correcto era dejar ese caso en manos de un neurólogo.
Espero que entiendan la buena fe que hay en la publicación de este post. En un mundo globalizado, las respuestas pueden llegar de donde menos pensamos. Y si no llegan, al menos lo intenté.

Carmen Guédez
tintaindeleble@gmail.com

miércoles, 8 de agosto de 2007

DOS VISIONES SOBRE VENEZUELA, Y HASTA TRES

No tengo ningún tipo de conocimiento profesional sobre política venezolana. Categóricamente afirmo no ser experta en la materia, aclaratoria necesaria para los extranjeros que escriben a mi correo pidiendo mi opinión “técnica” sobre lo que ocurre en Venezuela.
Las opiniones que, varias veces, he expuesto en este blog son producto de experiencias vividas y de lo que he podido ver con mis propios ojos, no de lo que me contaron, o de lo que leí, o de lo aprendido en aulas, o de influencias recibidas, mucho menos son producto de unos pocos días de turismo en Venezuela. Aclaro esto porque veo que hay dos Venezuelas que nacen de experiencias muy diferentes:
1- La Venezuela real, que es la que viven -día a día- los venezolanos que residen en Venezuela, sin tomar en cuenta posición política, económica o religiosa.
2- La Venezuela de las estadísticas y los vídeos. Ésta se consigue fácilmente por Internet.

Hay una tercera opción, digna de ser comentada:
3- La Venezuela turística, que es la de aquellas personas extranjeras que, en lo que dura un viaje de turismo, captan “todo” lo que sucede y, al regresar a sus respectivos países, les narran a sus compatriotas la “verdadera realidad” de lo que ocurre en la Venezuela chavista o antichavista, dependiendo de sus preferencias políticas. Esa es una Venezuela muy particular, a la carta diría yo, así como cuando vas al restaurant a pedir lo que se te antoje.
No tienen mis opiniones ningún rigor académico. Mis sentimientos no se ordenan con ese rigor, ¿será por eso que no soy política? Mis emociones se disparan -palabra que, por irracional, deben detestar los que se apoyan en las estadísticas y me cuestionan- y las vierto en estos textos que suelen ser más largos de lo debido, tan largos como esos pensamientos que no me abandonan ni de día ni de noche.
No acepto descalificaciones a lo que expreso cuando sigo fielmente a mis sentimientos porque ellos son el termómetro de una realidad que me duele y me preocupa. Me importa poco que por esta actitud me acusen de arrogante, calificativo que muchos usan y al que me he acostumbrado. Algunos son más condescendientes, casi caritativos: “Tienes buenos sentimientos y buenas intenciones, pero te niegas a ver la realidad”. Cuál realidad, ¿la que cuenta y muestra Chávez, la que está en estadísticas y vídeos manipulados por chavistas u opositores, o la de la calle, esa que nos escupe en la cara y nos muestra a la Venezuela real?
Alguna luz arrojan mis escritos para que sean tomados en cuenta por quienes no piensan igual que yo. Por eso no dejo de escribir, a riesgo de no ser tan ordenada en mis ideas y en mis críticas, a riesgo de seguir viendo la realidad como la veo desde hace muchos años -antes de saber que Chávez existía- con un gran pesimismo y pocas esperanzas para mi país. Sin embargo, mientras estos textos toquen la fibra de un sólo lector es porque no estoy tan equivocada en mis apreciaciones. Al menos no finjo y eso ya es algo en un mundo de mentiras.
Según mis últimas experiencias con gente que no nació ni vive en Venezuela, lo último -lo in- es ser chavista y vivir a Venezuela desde la distancia, muchos -la mayoría- ni han estado en Venezuela. Esta gente desprecia las vivencias de quienes habitan en el país o de los que ya no viven en Venezuela, pero todavía tienen familiares y amigos y, por lo tanto, mantienen un estrecho lazo con esa tierra que a ellos sí les duele. Son personas que han vivido bajo el gobierno de Chávez por mucho más tiempo que un turista. Esa es la gente que ha tenido experiencias indudablemente más creíbles que las estadísticas y vídeos porque conocen a Chávez desde el golpe del 04 de febrero de 1992. Esa gente puede ser chavista o no, pero son reales, no fríos números nada confiables.
Mi testimonio puede ser todo lo emotivo que quieran, pero nadie puede dudar que he vivido la realidad venezolana desde cerca y durante años, no días. No hablo de una Venezuela que debe ser muy diferente si se visualiza mientras se viaja en el lujoso avión que usa Chávez o si se está dentro del Palacio de Miraflores. De esa Venezuela, de esa gente que vive cerca del mandatario no puedo hablar porque nunca he estado en esos círculos de poder. No estoy mentalizada para ver tanto lujo y aceptarlo. No puedo.
Cierto que tengo amigos y familiares que ocupan -o han ocupado- altos cargos en el gobierno de Chávez y mantengo intacta mis relaciones familiares o de amistad con ellos, he sido vecina de un general chavista con quien me saludaba en el ascensor pues soy respetuosa de las posiciones políticas de los demás, me encontraba en ese ascensor a la esposa e hijos de este general y nunca tuve problemas para dirigirles la palabra, conocí a uno de los embajadores argentinos pro Chávez y tuve excelentes relaciones con él. Por lo tanto, si quisiera acercarme al alto chavismo, podría hacerlo y escalar hasta donde quisiera. Mi falta de timidez me ha permitido lograr lo que me propongo y entre lo que me propongo está mantener mi postura antichavista a menos que Chávez haga algo por mi país. Si hay un cambio, cambiaré yo también. De lo contrario estaré en el lado opuesto, y no por falta de oportunidades, o de alguien que me ayude a escalar hasta las mieles del poder que para nada me hacen falta. Prefiero seguir en mi ermita rodeada de cosas más sublimes.
Ante una escalada ruin, tengo cosas más importantes de que preocuparme: amigos pasando por muy malos momentos económicos, gente cuyo futuro me preocupa porque no tienen ya dinero y no consiguen trabajo. Eran de clase media, nunca fueron políticos, pero en el gobierno de Chávez han quedado desempleados o con trabajo muy esporádico que apenas les permite sobrevivir. Si ese es el socialismo del siglo XXI, ¡vaya retroceso!
Conocí a una mujer muy pobre que narra descarnadamente como en su cerro matan a la gente a las puertas de las chabolas donde viven y ellos pasan delante de sus cadáveres porque la morque demora en llegar pues temen subir a los cerros. Cuando salen de sus casas tapan, con mantas, la cara de los niños para que no vean a los muertos tirados en la calle. Su narración es tan fuerte que hay que armarse de mucho valor para seguir escuchándola. Esa es la vida en los humildes cerros caraqueños. Lo que más llama la atención es la tranquilidad con la cuenta los hechos: se acostumbran a vivir así. Si eso es el socialismo del siglo XXI, no es lo que quiero para los pobres de mi país.
Esas narraciones no están en las estadísticas porque éstas son muy frías para incluir esos hechos cargados de emociones. A esa mujer que me contó esa historia -una de las tantas que me han contado- no la busqué, a fuerza de vivir en Caracas me la tropecé. Dudo que en un viaje de turismo -o desde la comodidad del primer mundo- se les localice porque ellos no están en las puertas de los hoteles sino en sus lugares de trabajo, cuando lo tienen. Esos pobres que yo conozco no son los que muestra Chávez. Los que Chávez muestra son de utilería como todo escenario. Al fin y al cabo, “Aló presidente” ya es un show que dura cerca de ocho horas y, como todo show, tiene decorados y un público que sigue un guión. Juro que esto no lo digo despectivamente. Lo digo porque es la realidad de todo lo que se hace en la televisión.
Confieso estar muy preocupada por esas tres visiones de Venezuela. Si todos fuéramos sensatos y quisiéramos unir tantos pedazos de esta “porcelana rota” llamada Venezuela, nos sentaríamos a aclarar los puntos porque las tres visiones de un mismo país ya hablan de que algo está mal. Algo pasa para que Venezuela se perciba de forma tan diferente y alguien tiene que aclarar esta enorme confusión. Algún mensaje no se transmite correctamente y por eso se recibe de distintas maneras. De eso no tengo duda.
A mí que no me muestren estadísticas ni vídeos. Las cosas hay que verlas en sitio para aclararlas desde ahí. Tampoco acepto situaciones manipuladas por bandos encontrados: chavismo u oposición, o por extranjeros que son chavistas desde la comodidad del primer mundo mientras disfrutan de las tantas fiestas de esta temporada estival.
Quiero mostrar mis pruebas dentro de Venezuela y que ahí mismo me muestren las otras, las contrarias a las mías. Es un reto convencer o que me convenzan. Yo me arriesgo, pero dentro de territorio venezolano. Eso es lo justo. No pido más. Si aceptan, yo acepto.
Que no me hablen los chavistas -venezolanos o extranjeros- de los no sé cuántos años de puntofijismo. Tuve la muerte muy cerca de mí y no estoy para pasado ni futuro: quiero vivir al día con soluciones inmediatas. “Ya” es mi consigna y es la primera vez que la menciono. Bonito slogan para una campaña política que mi salud no resistiría y mi libertad mucho menos. Las excusas en el pasado no son admisibles en una Venezuela que, en el presente, recibe muchísimo dinero por concepto del petróleo.
¿Que Venezuela tuvo malos gobiernos? Eso lo sabemos todos los que no estamos ciegos y no hemos sido políticos, pero eso ya pasó y llegó la revolución chavista. Ahora a construir sin mirar atrás para hacer muy poco o no hacer nada, pero nunca lo suficiente. Ese ampararse en el pasado, cansa. Mientras se pierde tiempo con el debate del puntofijismo, las chabolas se derrumban con las lluvias y más gente queda en la calle. Mientras Chávez invierte casi ocho horas hablando por televisión, mucha gente -gravemente enferma- espera a las puertas de hospitales. Eso no está en estadísticas, tampoco en los vídeos, pero es así. A esa gente que requiere ayuda ya no se le puede decir que “muchos años de malos gobiernos llevaron a Venezuela a este desastre”. Esa gente votó por quien prometió eliminar ese caos del puntofijismo. ¡Qué cumpla! Que en Venezuela no existan niños en la calle, ni gente que escriba “adquerir” en lugar de “adquirir”. El analfabetismo no lleva a nada bueno, hay que combatirlo duramente. Es mejor hacer, lo que haya que hacer, ahora que hay dinero y no esperar a que no lo haya porque Venezuela puede pasar una época de vacas flacas. Todo es posible y sobre todo en un país donde la cultura es la del despilfarro generalizado a todos los niveles.
No se puede perder más tiempo, a menos que lo que se desee es poner a éste a favor de un grupo para seguir con algo que lleva a Venezuela por muy mal camino. Si es así, entonces no sirve el socialismo del siglo XXI y yo mantendré mi postura porque no hay estadística ni vídeo que me convenza ante una triste realidad que sí conozco. No me la contaron, la viví en la Venezuela real: la de carne, hueso y sentimientos.

Carmen Guédez
tintaindeleble@gmail.com

martes, 31 de julio de 2007

LA POLÍTICA CHAVISTA PRESENTE EN LA ENTREGA DEL PREMIO INTERNACIONAL DE NOVELA RÓMULO GALLEGOS, XV EDICIÓN

Quiero compartir con mis lectores la invitación virtual que me envía el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG) para asistir a la entrega del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos en su XV edición. Ya había recibido las invitaciones al encuentro con el jurado y al encuentro con la ganadora del 2007, la escritora mexicana Elena Poniatowska.
Este año no estuve ni estaré presente en nada de lo que rodea a ese premio que otorga $ 100.000 al ganador. Agradezco profundamente al excelente equipo de prensa del CELARG la gentileza de enviarme todo lo que concierne a ese centro de literatura al que, desde 1979, he estado muy vinculada y por el que siento un gran afecto.
En la edición del año 2005 informé a mis lectores a través de dos post que luego fueron reproducidos en varias páginas de diferentes países. El que lo desee, puede verlos en mis post del 2005 publicados en este mismo blog y por esta misma fecha, aproximadamente.
Muchos me agradecieron que, en aquella ocasión, hubiera asistido al acto de entrega del premio para informar, con detalles, lo que ahí se vivió en un año donde el premio estuvo envuelto en un escándalo con connotaciones políticas. No tengo información de que en esta oportunidad haya ocurrido lo mismo. No obstante, ese premio ya es político lo quieran o no sus ganadores y, para mí, pierde interés.
Lo que contiene la invitación virtual, a un evento intelectual de trascendencia internacional, confirma lo que expreso en el párrafo anterior ya que esa invitación está llena de propaganda política del gobierno venezolano. Algo innecesario, vulgar y sin sentido en una invitación de esa naturaleza. Para observar bien la tarjeta, agranden la imagen dando click sobre ella con el botón izquierdo de su mouse:
Observaron que en la parte inferior hay cinco -casi seis- propagandas del gobierno venezolano como si se tratase de un evento de la Fórmula 1 donde se promocionan diferentes marcas para venderse. Y pregunto: ¿qué vende el gobierno de Hugo Chávez a través de ese prestigioso premio y no menos prestigiosa institución cultural que es el CELARG?
No hay ninguna necesidad de esa propaganda que califico de ordinaria. Estoy segura -espero no equivocarme- de que esa barbaridad no es obra del director del CELARG, Roberto Hernández Montoya; tampoco creo que sea idea de esa excelente persona que es el presidente de Monte Ávila Editores, Carlos Noguera; mucho menos del equipo de prensa del CELARG. Ellos -quizás no todos- podrán ser chavistas, pero no locos y, mucho menos, brutos. ¿A quién se le habrá ocurrido semejante desatino? Supongo que al gobierno que invierte muy poco en el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos si tomamos en cuenta la promoción que se hace a través de él. Cree Hugo Chávez que con eso va a convencer a los que no creemos -ni vamos a creer- en su ineficaz y corrupto gobierno.
No se da cuenta el ministro de la cultura -y el propio Hugo Chávez- de que con ese tipo de cosas hacen el ridículo. La tarjeta causa risa. Da la impresión de que es un panfleto que busca votos. Se trata de algo que resultaría inconcebible en un país civilizado. Tercermundismo puro se respira en la propaganda de esa invitación, insólita política bananera.
Es algo tan torpe y de tan mal gusto que ya no vale la pena seguir escribiendo sobre eso. Juzguen ustedes y el que no esté de acuerdo con lo que expongo es un ignorante que no tiene idea de la elegancia con la que deben manejarse los premios literarios de importancia donde la política no tiene espacio. Eso le dije -hace dos años- al entonces vicepresidente de Venezuela, José Vicente Rangel, la noche de la entrega del premio en su XIV edición. Este año repito lo mismo, desgraciadamente.

Carmen Guédez
tintaindeleble@gmail.com

lunes, 30 de julio de 2007

TINTA INDELEBLE TAMBIÉN RECTIFICA

Dedico este post a David, un amigo asturiano, porque ha sido esta mañana, conversando con él -mientras veíamos las imágenes de los príncipes de Asturias durante su estancia en Palma de Mallorca- que se me ocurrió rectificar tal y como lo hizo la revista EL JUEVES en esta simpática portada.
La verdad es que a David y a mí nos hicieron mucha gracia las veraniegas fotos. Si la revista El Jueves rectificó, ¿por qué no hacerlo yo? Así que cambio la portada de la famosa viñeta censurada por el juez Juan del Olmo por esta dulce foto donde pueden enterarse de cómo es que los príncipes de Asturias procrean infantas.
Como verán, rozan suavemente sus manos -¡y lo hacen en público!- y con ese leve toque llevan a cabo lo que el infame Guillermo y el maléfico Fontdevila insinuaron que hacían en una pose nada acorde para la flacucha Letizia que no soportaría cinco minutos en semejante posición.
Rectifico, también, por haber dicho que los príncipes de Asturias y demás miembros de la Casa Real española no trabajan. Las últimas imágenes -primeras luego de la polémica por la famosa viñeta- nos demuestran a todos que la realeza de España tiene una forma muy peculiar de trabajar. Pero , estén de acuerdo o no, es trabajo, y del más duro. Para muestra, las siguientes fotos donde se ve el trabajo tan arduo y estresante de esta sufrida gente.
Miren como los obligan a posar mientras soportan el inclemente sol. ¡Cómo los torturan! Vean sus caras descompuestas que expresan sufrimiento extremo, particularmente al rey se le nota que la está pasando muy mal. ¿Será por qué tiene al lado a su esposa Sofía?
Como pueden observar, llevan un vestuario muy fresco y ligero para que éste les haga más llevadera la jornada de trabajo que incluye, incluso, a la infanta Leonor que, al ver el ejemplo de sus padres, se ha convertido en la niña más trabajadora de España.
Si el presidente Hugo Chávez se entera de cuánto trabaja esta infanta, se la lleva a Venezuela para salvarla porque él está en contra de que los niños trabajen y por eso en Venezuela no se ven niñas como Leonor. Si acaso un niño haciendo malabarismo en las calles y eso es por costumbre, no vayan a pensar que es por necesidad como la pobre Leonor que la obligan a andar posando ante los fotógrafos porque ya sus padres y abuelos se dieron cuenta de que la nueva Shirley Temple española vende y ese dinerillo lo necesitan sus progenitores para poder pagar los gastos que aumentaron con el nacimiento de la infanta Sofía.
Hablando de Sofía, si no la ven en estas fotos no vayan a pensar que es porque Letizia no quiso tenerla en sus brazos. Nada más falso que eso ya que la culpa es del fotógrafo que sugirió que Leti permitiera que su estival vestuario se pudiera ver para que la gente comience a realizar pedidos de la camiseta a rayas de la princesa pues ella necesita promocionar su escasa ropa -con la esperanza de ponerla en venta- para ayudar a mantener los gastos de la familia que crece rápidamente con cada roce de mano entre ella y Felipillo.
Con esto termino, esperando haber rectificado los errores de mi post anterior donde hablé muy mal de esa gente tan trabajadora y honesta que componen la Casa Real española. Escribí de esa manera influenciada por la "mala fe" del senador vasco-venezolano, Iñaki Anasagasti, expresada en su post El Bribón y en sus declaraciones a la prensa- Mil disculpas, altezas reales.
Los dejo con la foto donde se ve al príncipe Felipe ganándose el pan para mantener honradamente a su familia.


















Carmen Guédez