domingo, 12 de marzo de 2006

LA MUERTE DE JESÚS ROLLÁN

“El ex portero de la selección española de waterpolo Jesús Rollán, campeón del mundo y olímpico, se ha suicidado a la edad de 37 años en un balneario de La Garriga”

Así comienza el periódico español El Mundo, en su edición de hoy domingo 12-03-06, la noticia sobre la muerte de este atleta madrileño y sanabrés, por adopción. Leo sobre su muerte y me viene a la cabeza ese mito llamado éxito, adorado y venerado por tantos; también por mí, en su momento, no ahora. Pienso en los misterios de la vida y sobre lo que carcome a cada persona (lo oculto, lo que nunca se muestra). Pienso, con su muerte -no puedo evitarlo- sobre la pregunta que más detesto:
- ¿Cómo estás?
Y con ella, la respuesta que más critico, la más mentirosa:
- Bien
Siempre quise hablar de esto porque mienten casi todos al responder. Estar bien es una circunstancia momentánea, la más efímera de todas, tan efímera como la palabra anterior, el segundo anterior: paso del tiempo. Casi nadie se atreve a decir: Estoy mal. A esos los rechazan. Pocos piden auxilio. Rollán lo intentó, pero parece que ya era tarde. Lo imagino un hombre guapo y sin problemas económicos. Eso no fue suficiente y alguna tristeza (válida para él) lo hizo sucumbir. Dicen que lo afectó su retirada -después de 16 años- de la alta competición, la separación de su esposa y las dificultades para ver a su hija. No lo sé. Sea lo que sea, el éxito no fue un salvoconducto para permanecer aquí y no lo cuestiono: lo admiro. Soy defensora de la eutanasia y el suicidio porque considero que toda persona tiene derecho a vivir hasta donde soporte la vida, no más de eso. No considero al suicida un cobarde. Todo lo contrario, porque no es fácil partir antes de lo previsto. Supongo que mis palabras alarmarán a muchos, pero sé lo que es soportar dolor físico y humillaciones para aferrarse a la vida y eso sí es cobardía. Me alegra estar viva para reprochármelo a mí misma y jurar ante todos que no vuelvo a pasar por eso.
Prosigo con el éxito como motivo de arrogancia, como seguro de tranquilidad eterna y me río de semejante torpeza. Por supuesto que eso lo aprendí hace poco, con mi enfermedad. Para algo sirve sufrir, aunque muchos no aprenden la lección. Antes pensaba que la fama era lo máximo. Ahora esa idea se me muestra como humildad, como solidaridad, como otra cosa más anónima y no por ello menos importante. Cambia la psicología de alguien que ha estado cerca de la muerte. Recuerdo mis conversaciones con el doctor José Luis Vethencourt sobre el éxito y hoy pienso que el mejor es el que llega después que expiramos, como a Van Gogh. Evoco con frecuencia a un Dalí acabado, diferente al soberbio que fue en sus buenos años. Todo se lo lleva el tiempo que no olvida ni perdona.
Mírense en el espejo de otro español famoso: Fernando Alonso. Hace poco se quejó del acoso al que está siendo sometido él y su familia por parte de la prensa. Mientras Alonso acumula premios y dinero, pierde terreno su libertad. Por eso y más me quedo con mi paz, con mi espacio, con mi poco dinero, con mis deseos de escribir tranquila desde un lugar como Miño o Vilarmaior, aldeas solitarios de Galicia de donde la gente se aleja una vez que finaliza la época estival y dejan el silencio a sus espaldas para pronto aturdirse y regresar un año después.
Muchos pensarán que no tengo adonde ir. Todo lo contrario: mi correo está lleno de invitaciones. Artistas plásticos, gente de teatro y del mundo de la literatura me invitan a sus eventos y se los agradezco, pero casi siempre (hago excepciones) le doy prioridad a mis escritos: los que publico y los que no. Desde aquí trato de apoyarlos. Es la mejor manera. Necesito tiempo para cumplir con otros deberes con los que aún no he cumplido y los tengo muy presentes.
Al escribir esto recuerdo a un hombre muy exitoso que nunca creyó que yo abandonaría el mundo de los cócteles. Ese al que la gente va a ver y dejarse ver y que a muchos deslumbra. ¡Qué equivocado estaba! Pero cuánto me enseñó con su apego a la naturaleza: el mar y la montaña. Un día regaló todos sus trajes y sus corbatas, se colocó un blue jean y se apartó del gentío. Como lugar para vivir no escogió una metrópolis (pudo hacerlo) y se estableció en un lugar frente a los Pirineos.
Esta trágica noticia me obliga a pensar en la presión a la que está sometida gente como Jesús Rollán, Fernando Alonso y muchos más, dentro y fuera del deporte. Algunos logran adaptarse a ella, pero otros caen vencidos, agotados por la miel de lo que en un momento fue el éxtasis. Lo siento por Jesús Rollán a quien el triunfo no le sirvió para amoldarse a los vaivenes de este mundo. Lo siento por tantos como él. De todas maneras me impresionó su muerte porque nunca me he podido acostumbrar a la partida de otros. Posiblemente acepte la mía. Mientras llega ese día, escribo. No sé hacer otra cosa, como dijo Rollán mientras vivía.
Foto tomada del periódico español El Mundo

Carmen Guédez
tintaindeleble@gmail.com
Copyright©Carmen Guédez 2006

*NOTA DE LA AUTORA: Para reproducir mis textos, o colocar un enlace en una página web o blog, obligatoriamente deberán contar con mi AUTORIZACIÓN.
Carmen Guédez: socia activa de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (SACVEN) Carnet Nº 3974

Gracias a mis lectores por ubicar a TINTA INDELEBLE entre los 250 blog más leídos en Venezuela.

PATROCINANTES de TINTA INDELEBLE:
· ANDREAS, taberna griega
La pierna de cordero es su mejor plato y como postre recomiendo uno que se llama “Galactobórico”.
2º transversal de Campo Alegre. Frente a la Clínica Sanatrix-Caracas
· LIBRERÍA AGO
La atiende su dueña, María Esther Nahmens Larrazábal (sobrina del ex presidente Wolfgang Larrazábal) Ella tiene cada historia de su famoso tío y en su casa hay material fabuloso sobre ese personaje.
Usted puede encargar aquellos libros que no estén en la librería.
Av. Newton. Edif. Cubagua. Local A. PB. Colinas de Bello Monte. A 20 metros de la Alcaldía de Baruta-Caracas
· ¿SE VA DEL PAÍS O SE MUDA?
Confíe la venta de sus objetos y de su inmueble a gente con experiencia.
Su vivienda se mostrará en la red para facilitar la venta o alquiler.
Si desea ampliar la información escriba al siguiente e-mail:
rastrovenezolano@gmail.com
· ALMACENES SANTA ROSA
Una excelente tienda que tiene de todo en materia deportiva. Acabo de comprarles unas medias especiales que son una delicia para caminatas. A la cabeza está Anielo Merola quien, además de encantador, sabe de deportes y conoce a muchos de los que lo practican profesionalmente.
Av. Francisco de Miranda. Local B y C. A 20 metros de CANTV. Chacao
-Caracas

No hay comentarios: